DGT y ANFAC cruzan acusaciones sobre seguridad vial

La I Jornada Internacional sobre Seguridad Vial, organizada por el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), ha servido para que Administración y constructores de automóviles debatan sus diferencias.

El director general de Tráfico, Carlos Muñoz Repiso, ha criticado a los constructores de vehículos por exaltar la velocidad y hacer cada año coches más rápidos a pesar de que el límite de velocidad es de 120 km/h. Esto, en opinión de Repiso, acrecienta el culto a la velocidad existente en España. A estas declaraciones contestó el director técnico de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), Carlos Mataix, que señaló que los fabricantes sí se preocupan por el tema de la seguridad vial y que cada marca se gasta en España unos 10.000 millones de pesetas al año en materia de seguridad. Además, Mataix acusó a la Administración de los altos impuestos que gravan la colocación de nuevos dispositivos de seguridad en los vehículos. El comentario de Mataix no se detuvo aquí, ya que afirmó que la mayoría de los accidentes achacados a los automóviles en sí se deben al irregular mantenimiento al que someten los usuarios sus coches.
Por otra parte, el director de la DGT criticó además a las aseguradoras por ofrecer la posibilidad a sus clientes de utilizar un servicio para recurrir sistemáticamente cualquier resolución sancionadora de los organismos de tráfico.