Descubren dos radares móviles, multando al mismo tiempo y a pocos metros de distancia

En las últimas horas se ha hecho viral un vídeo en el que aparecen dos coches camuflados con sendos radares móviles, multando al mismo tiempo y separados entre sí por muy pocos metros de distancia.

En Francia se han instalado radares móviles en coches privados (Imagen radar móvil de la DGT)
En Francia se han instalado radares móviles en coches privados (Imagen radar móvil de la DGT)

El objetivo principal de la colocación de los radares de velocidad en las carreteras, según las autoridades que gestionan el tráfico, es controlar y vigilar que todos los conductores cumplan con los límites establecidos y con las leyes de circulación vigentes, todo ello en pos de la seguridad vial (evitar accidentes, en definitiva). La ubicación exacta de muchos radares fijos y otros tantos móviles es causa de gran polémica entre muchos conductores, ya que la posición de un buen número de los cinemómetros no obedece a cuestiones de seguridad, sino más bien, a razones meramente recaudatorias, según la opinión de un buen número de automovilistas que en alguna ocasión han tenido que hacer frente a una multa de tráfico.

En los últimos años, la DGT ha ido incrementando poco a poco el número y la tipología de radares en nuestras carreteras. Muchos conductores españoles consideran que ya hay demasiados cinemómetros en nuestras vías. Sin embargo, en otros países europeos se viven situaciones parecidas o, incluso, más rocambolescas y peculiares.

En Internet, más concretamente en el canal de vídeos de Youtube, se ha hecho viral un vídeo publicado por Maxime Fontanier, del que se han hecho eco medios especializados del motor en Francia como Motor1. En dicho vídeo, aparecen dos coches privados parados fuera de la carretera en el lado derecho separados entre sí por muy pocos metros de distancia.

Hace unas semanas, en nuestro país vecino las autoridades de tráfico empezaron a llevar a cabo una medida bastante polémica: la de usar coches privados (de personas como tú o como yo sin ningún tipo de vinculación con la Policía) para instalar radares móviles y controlar, vigilar y multar determinados tramos de las carreteras francesas. Pues bien, en el vídeo que te comentamos, aparecen un Peugeot 508 de color oscuro y, tras él, a muy pocos metros de distancia, un VW Golf también de color oscuro cuyos propietarios parecen ser “ciudadanos de bien”. Ambos vehículos están equipados con radares móviles.

Los dos vehículos privados captarían la misma infracción en diferentes momentos separados por unos pocos segundos, por lo que el conductor “cazado” incurriría en una doble sanción (lo que en España y en otros países de nuestro entorno también implicaría, según el tipo de exceso de velocidad, en una doble pérdida de puntos en el carné).

¿Hasta qué punto es legal y, sobre todo, es realmente ético la utilización de este método de dos radares móviles en coches privados separados por muy pocos metros de distancia? Juzga tú mismo mientras ves el sorprendente vídeo en el que se suceden los hechos que te hemos comentado.

Dos radares móviles instalados en dos coches privados. Vídeo: Maxime Fontanier

 

Archivado en:

Los radares de Madrid que más multan a los conductores.

Relacionado

Estos son los 10 radares de la DGT que más multas ponen en Madrid

Los países y las ciudades con mayor densidad de radares por cada 100 km de carretera. Foto: iStock.

Relacionado

Los radares de velocidad en el mundo: dónde hay más y cuál es la situación de España

Los mejores vídeos