Descienden las denuncias de Tráfico

La Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) ha señalado que el número de denuncias de Tráfico ha descendido en los últimos meses. También ha lanzado un duro ataque al Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero por el maltrato que, en su opinión, recibe este cuerpo armado.

“No podemos conducir por ti”
“No podemos conducir por ti”

“Deseamos que el PSOE no vuelva a ganar las elecciones y no le dé mucho tiempo para poder perjudicarnos, que es su propósito". Así de contundente se ha mostrado la Asociación Independiente de la Guardia Civil en un comunicado en el que se critica con dureza la actitud del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con respecto a la Benemérita.Según ASIGC, en mayo, el número de denuncias de los agentes que regulan el tráfico ha descendido un 13,9 por ciento, cayendo en 30 provincias y creciendo en 13. Esta disminución en el número de infracciones no ha sido más drástica gracias al importante incremento de denuncias emitidas por los radares automáticos, pues una de cada tres denuncias emitidas se debió a este concepto.En su aportación de datos, ASIGC ha destacado el caso de Madrid, una de las comunidades donde han crecido el número de denuncias, tanto en abril (un 16,2 por ciento) como en mayo (65,4 por ciento). Las infracciones de este último mes, respecto al año pasado, aumentaron desde las 10.176 a las 17.126.Las denuncias por exceso de velocidad, emitidas tras la detección por radar, han tenido una gran importancia, pues, respecto al año pasado, se han elevado un 77 por ciento en abril y un 12,3 por ciento en mayo. En Madrid, esta estadística es más demoledora, pues en abril crecen las denuncias un 84,2 por ciento y en mayo, un 81,9 por ciento.ASIGC sostiene que el rendimiento medio de los guardias civiles de Tráfico, confirmado por la reducción de denuncias, no desciende sólo por su voluntad, sino porque tienen que realizar otro tipo de actividades en carretera, como auxiliar en accidentes y regular el tráfico, debido a la mayor afluencia de vehículos, con lo que no pueden prestar la atención debida a la vigilancia de las infracciones y, por tanto, baja el número de multas. Esta asociación afirma que los guardias civiles de Tráfico se sienten infravalorados en cuanto a sueldo y estima por parte de sus mandos y del Gobierno. A éste último le acusan de perjudicar a la Guardia Civil frente a la Policía Nacional, de querer echarles de las localidades de más de 30.000 habitantes, de tenerles el salario congelado y dejarles relegados a puestos estáticos de vigilancia en pequeñas poblaciones.