DaimlerChrysler se aprieta el cinturón

La compañía gemanoestadounidense DaimlerChrysler necesita recortar costes. La Dirección de la empresa está con la calculadora en la mano viendo de donde pueden quitar gastos. Ante esta situación, los rumores no dejan de aflorar.

Según publica el diario The Wall Street Journal, el gigante automovilístico tiene la intención de recortar sus costes operativos en unos 354.000 millones de pesetas antes de finales de año para poder mantener los márgenes de ganancias. Ante esta información, un portavoz de la empresa únicamente ha señalado que "nunca se ha dado número alguno".
Las operación de reducción de costes no ha sido negada por DaimlerChrysler e incluso el jefe de operaciones en Estados Unidos, James Holden, ha reconocido la intención de reducir costes y aumentar la competitividad. Holden señaló que se están buscando las filiales menos rentables, pero que los recortes no serán de personal.
El diario estadounidense afirma que DaimlerChrysler pretende hacer descender en un 25 por ciento los gastos en sus cuarteles generales. Esto se haría mediante una reducción del personal administrativo en la central de Stuttgart (Alemania). Se suprimirían 2.000 puestos de trabajo de un total de 10.000 empleados.
Estos despidos, uniendo también el personal administrativo de la sede de Michigan (Estados Unidos), reducirían a la mitad el departamento de Administración de la marca y supondrían un descenso de los gastos de 366.000 millones de pesetas.