Daewoo reduce plantilla para salvar la empresa

La crisis de Daewoo continúa, mientras, sigue a la espera de un posible comprador.

El constructor automovilístico Daewoo ha decidido despedir a 3.500 trabajadores como parte de su plan para intentar salvar la firma. El objetivo es incrementar el capital en 900 billones de wones (158.400 millones de pesetas), a través de estas medidas que llevará a cabo durante el próximo año. Los costes de material se reducirán en 140 billones de wones (24.600 millones de pesetas), a través de acuerdos con proveedores, y en un total de 100 billones de wones (17.600 millones de pesetas) con la reducción de puestos de trabajo y de salarios de los trabajadores restantes. De este plan también forma parte la reducción de las producciones en plantas que Daewoo tiene en Polonia, Rumanía, Ucrania, India y Uzbekistán.
El portavoz de la firma coreana ha declarado que son necesarios 830 billones de wones (146.200 millones de pesetas) para cubrir las necesidades monetarias sólo durante el primer semestre del año próximo. La planta de Polonia, por ejemplo, verá reducida su producción de las 220.000 unidades del año pasado a las 126.000 unidades previstas para este 2000.