¿Cuáles son los tipos de coches que más suele parar la Guardia Civil?

Los patrones para la búsqueda de vehículos a ser vigilados más de cerca por la Guardia Civil provoca que algunos tipos de coches sufran más controles.

¿Cuáles son los tipos de coches que más suele parar la Guardia Civil?
¿Cuáles son los tipos de coches que más suele parar la Guardia Civil?

Para realizar su trabajo eficazmente, la Guardia Civil es más propensa a parar algunos tipos de coches antes que a otros. ¿Por qué? Las cifras recopiladas por el cuerpo demuestran que algunos tipos de coches son más propensos a ser utilizados para cometer un delito, que sean sus conductores los que cometan una infracción o, incluso, que hayan sido víctimas de un robo.

Por ello, tal y como ha recopilado 20 Minutos, las furgonetas son los vehículos que a mayor número de controles se enfrentan. Hay varios motivos que han puesto en el punto de mira estos vehículos y que, de hecho, ha provocado que incluso se lleven a cabo campañas especiales de la DGT.

Como no es necesario un carné de conducir especial, es un vehículo muy utilizado para mudanzas por particulares que no están acostumbrados a un automóvil de esas dimensiones ni a colocar convenientemente los objetos en su interior. Suelen estar, por tanto, implicados en un mayor número de accidentes. Pero, además, los repartos de última milla se han disparado en los últimos años, presionando a los trabajadores con una mayor carga de trabajo en el mismo o menor tiempo, provocando que circulen a una mayor velocidad y que echen más horas de las debidas (muchos no llevan contador de las mismas), por lo que sus conductores pueden estar más cansados y, por tanto, ser más propensos a tener un accidente.

Según el portal digital, los siguientes vehículos en la lista son los automóviles más llamativos. Los pintados de rojo o amarillo suelen estar involucrados, proporcionalmente, en más accidentes y son más fáciles de ver por la noche, volviendo de una fiesta. Por su parte, los deportivos y los coches de gran cilindrada pueden haber sufrido modificaciones no permitidas y, por lo general, es más sencillo que superen la velocidad permitida.

Además, en el artículo también se hace referencia a vehículos que, tradicionalmente, han sido modificados por sus propietarios, tanto visualmente como en su mecánica. Así, es más probable que acabes en un control policial si cuentan con un Opel Calibra, un Seat León, un Hyundai Coupé o un Honda Civic Type R. Evidentemente, cuanto más llamativa sea la estética del mismo es más probable que los agentes se fijen en nosotros.

Del mismo modo, tampoco pasan desapercibidos por los agentes los coches con las lunas tintadas, en principio porque otorgan una mayor privacidad, ni los coches antiguos, ya que son más susceptibles de dar pequeñas averías que les impidan pasar la ITV. Lo mismo sucede con los coches que, a simple vista, presentan un mal estado, ya que probablemente cuenten con algunas deficiencias que los impida circular.

Estos son los coches más robados en España: todos los datos

Relacionado

Estos son los coches más robados en España: todos los datos

¿Cuántas muertes en accidentes toleraremos? Ya van más de 1.000 en 2019…

Relacionado

¿Cuántas muertes en accidentes toleraremos? Ya van más de 1.000 en 2019…

Los mejores vídeos