¿Cuál es la velocidad máxima a la que pueden circular los ciclistas?

La DGT ha publicado un tweet en el que ha explicado cuál es la velocidad máxima a la que pueden circular los ciclistas. Te explicamos todos los detalles.

Cuál es la velocidad máxima a la que puede circular un ciclista
Cuál es la velocidad máxima a la que puede circular un ciclista

Las normativas relacionadas con la circulación de ciclistas siempre levantan polémicas, en gran parte por el desconocimiento de las mismas, tanto los conductores como los ciclistas. Por ello, la DGT lleva unos días publicando algunos tweets en los que aclara normas y reglas a este respecto, aprovechando que en vacaciones se multiplican los ciclistas en nuestras carreteras. Hoy, ¿cuál es la velocidad máxima a la que pueden circular los ciclistas?

Como te hemos contado, en los últimos días, la DGT ha aclarado si es posible que los ciclistas circulen en paralelo. También si se puede, o no, adelantar a un ciclista cuando otro circula en sentido contrario. Esta vez pone el foco en la velocidad, haciendo referencia al artículo 48 del Reglamento General de Circulación, el cual es, ciertamente, difuso.

Artículo 48.1 e): Para ciclos, ciclomotores de dos y tres ruedas y cuadriciclos ligeros: 45 kilómetros por hora. No obstante, los conductores de bicicletas podrán superar dicha velocidad máxima en aquellos tramos en los que las circunstancias de la vía permitan desarrollar una velocidad superior.

Es decir, un ciclista tiene que circular, por norma general, a 45 km/h como velocidad máxima fuera de poblado, pero podrá aumentarla cuando la propia vía lo permita. Lo normal en un ciclista no profesional es alcanzar estas velocidades cuando se baja de un puerto, lo que no debería impedir superar dichos 45 km/h. 

El tweet de la DGT que el colectivo ciclista criticó duramente

Relacionado

El tweet de la DGT que el colectivo ciclista criticó duramente

Si eres peatón, ciclista o motorista, tienes de qué preocuparte en la ciudad

Relacionado

Si eres peatón, ciclista o motorista, tienes de qué preocuparte en la ciudad