Conducir con resaca: así influye el alcohol en la conducción incluso el día después de ingerirlo

Conducir con resaca un día después de ingerir alcohol también tiene efectos perjudiciales para nuestra seguridad y habilidad al volante.

No cabe duda que la ingesta de alcohol y de drogas tienen multitud de efectos negativos en la conducción, provocando una notable reducción en las habilidades y aptitudes psicomotrices de quien se pone tras al volante. Sin embargo, un buen número de personas considera de forma errónea que ponerse a los mandos de un automóvil un día después de ingerir una cantidad considerable de alcohol no resulta tan peligroso a hacerlo poco tiempo después de ingerirlo.

En un tweet reciente publicado en la cuenta oficial de Twitter de la DGT, este organismo avisa a los conductores de los peligros y consecuencias de ponerse al volante un día después de ingerir una cierta cantidad de alcohol. Aquellos quienes piensan que conducir con resaca no entraña ningún peligro están realmente equivocados.

Para avisar de los peligros y de las posibles fatales consecuencias de conducir con resaca, la DGT remite a una investigación realizada hace unos años y cuyas principales conclusiones fueron publicadas en la revista Tráfico. Dicho estudio fue elaborado por investigadores de la universidad británica de Brunel, quienes analizaron los comportamientos y las reacciones de once conductores voluntarios antes y después de beber alcohol, con varios días de separación entre ambas partes.

Una de las conclusiones principales de dicho estudio es la siguiente: conducir con resaca o el día después de una juerga puede hacer que una persona maneje o controle el coche hasta cuatro veces peor si el día de antes no bebió nada. Cuando se conduce con resaca, según dicho estudio, se sobrepasan los límites de velocidad hasta cuatro veces más, mientras que las invasiones injustificadas de carril también se multiplican por cuatro. En el caso de la velocidad media, cuando se conduce el día después de ingerir mucho alcohol se circula a 15 km/h más del límite de velocidad, lo que supone recorrer en torno a unos 2.000 metros (o 2 kilómetros) con exceso de velocidad.  En el caso de las infracciones cometidas en Stops, semáforos e intersecciones, éstas se multiplican por dos.

Los efectos de la resaca en el organismo de las personas

El estudio realizado por la universidad británica de Brunel también señala que el organismo sufre alteraciones tras el consumo y metabilización de alcohol que afectan a las tareas diarias, entre ellas la conducción. Algunas de dichas alteraciones son las siguientes:

  • Neurológicas: el cerebro disminuye su actividad (funciona más lento) hasta 16 horas después de desaparecer el alcohol del organismo.
  • Hemodinámicas: aumenta el trabajo cardíaco (se obliga a un sobreesfuerzo al corazón).
  • Hormonales: diuresis (se orina muchas veces) y, por tanto, más posibilidades de sufrir una deshidratación.

 

Más de 1 millón de coches sigue sin pasar la ITV

Relacionado

Más de 1 millón de coches sigue sin pasar la ITV: estas son las multas de la DGT

Control de alcoholemia

Relacionado

La DGT avisa: esto puede ocurrirte si te niegas a pasar un control de alcohol y drogas

Los mejores vídeos