BMW descarta España como sede de su nueva fábrica

Con casi total seguridad se puede afirmar que la Serie 1 se ensamblará en una fábrica alemana o checa.

Los meses de esperanzas y negociaciones entre las dos ofertas españolas y BMW para lograr acoger la nueva fábrica la de la compañía acaban de llegar a su fin.
Tal y como se acaba de hacer público, a pesar de no tener una decisión en firme, lo que BMW sí tiene claro es que la Serie 1 saldrá de una factoría alemana o de un país cercano a Alemania; las ciudades que han pasado a ser finalistas son Leipzig, Schwerin, Augsburgo (las tres alemanas), Kolin (checa) y Arras (francesa). La decisión se hará pública el día 4 de julio, tras el Consejo de vigilancia de la compañía.
El motivo parece ser que la nueva fábrica contará con cadenas de producción para el futuro modelo y para la actual Serie 3. En esta familia BMW utiliza, en su mayoría, componentes y suministros de la industria auxiliar alemana y el traslado de la producción de la Serie 3 tendría un fuerte incremento en cuanto a costes de logística. Según la marca, teniendo en cuenta sólo el traslado de los coches, cada vehículo vería incrementado su precio en unas 30.000 pesetas si se produjese en un país como España.
Así, las candidatas españolas, dos entre las diez ofertas que barajaba BMW, se acaban de quedar sin su posibilidad de albergar la fábrica alemana, que, se calcula, dará trabajo a unas 5.500 personas.
A cambio, BMW ha asegurado, aunque aún no hay nada firmado, que comprará unos 100.000 millones de pesetas en componentes en las fábricas de nuestro país. La compañía bávara ha analizado varias factorías de industria auxiliar españolas y ha obtenido unos resultados muy favorables, por lo que es muy posible que aumente sus pedidos a factorías españolas para la Serie 3 y para la futura Serie 1. Estas plantas están localizadas en Cataluña, Aragón y la Comunidad Valenciana y, de cumplirse esta posibilidad, necesitarán unos 1.000 trabajadores más.

Los mejores vídeos