BMW: deportividad y motores Diesel

Una vez más, BMW sorprende a propios y extraños por su particular utilización de las mecánicas Diesel. En esta ocasión, una de sus estrellas en París es el 320 Cd Cabrio, un deportivo descapotable y turbodiésel. Además, toda la gama exhibe una envidiable musculatura deportiva.

Estética similar a la del Cabrio de gasolina.
Estética similar a la del Cabrio de gasolina.

Si en otras ocasiones hemos hablado de la audacia de BMW para introducir en su exquisita gama de coches deportivos algunas mecánicas Diesel que parecían poco adecuadas para coches tan aguerridos, ahora da una vuelta de tuerca más y combina motor de gasóleo con la carrocería convertible de la Serie 3.

Como se sabe, los Cabrio están basados en el Serie 3 Coupé y, a partir de ahí, llevados a la configuración de convertible. Lo que hace BMW ahora es añadir a los motores de gasolina este de gasóleo.

El resultado es el atractivo 320 Cd Cabrio, un coche que combina las bondades de un turbodiésel dotado de common rail con la belleza de un descapotable. El motor proporciona 150 CV, potencia más que suficiente para que este Serie 3 alcance los 100 km/h en sólo 9,7 segundos partiendo desde parado. El consumo, muy contenido: 6,3 litros cada 100 km.

Este Cabrio estará disponible en primavera del año próximo y, en principio, contará con los mismos equipamientos disponibles para las motorizaciones de gasolina.
En BMW consideran que es un coche idóneo para los usuarios que necesiten un vehículo distinguido y deportivo sin, por ello, sufrir las penalizaciones del consumo. Además, se mantiene intacto el glamour de los descapotables. Tras el aperitivo de Ginebra, donde lo vimos como concept, llega a París el nuevo Serie 5 en su versión definitiva. La berlina súper deportiva cuenta ahora con un impresionante motor V10 que entrega 507 CV y que es capaz de girar a la increíble cifra de 8.250 rpmSemejante corazón se basta y sobra para lanzar al M5 a velocidades escalofriantes y para firmar unas prestaciones de pasmo. Una modernísima caja de cambios de siete relaciones gestiona tan poderosa mecánica que, además, va sujeta por mecanismos como el “Launch Control", o control de arranque, y los controles de estabilidad, tracción, etc.
Por supuesto, la estética es totalmente deportiva, pero, además, hay muchas concesiones al lujo y al confort. Un verdadero compendio de lo que se entiende por BMW que, si no hay cambios, llegará al mercado en enero.

Además del vástago más radical, la Serie 5 también tendrá otras representaciones en París. Destaca la presencia de los nuevos familiares, los Touring, que acaban de recibir el motor Diesel de tres litros, una máquina también disponible en la berlina normal. Es un motor muy interesante, que ofrece tecnología Twin Turbo, de compresión de turbo variable, que era inédita en coches de gasóleo. Entrega una potencia máxima de 272 CV a 4.400 rpm, con un par máximo de 57,1 mkg a 2.000 vueltas.

La misma base de motor, pero sin el Twin Turbo, se ofrecerá con los Serie 6. En este caso, la mecánica ofrecerá una potencia de 258 CV a 6.600 rpm y un par máximo de 30,6 mkg a tan sólo 2.500 vueltas. Otra variante turbodiésel que aparece ahora es la de dos litros y 150 CV que monta ya el X3, el todo terreno más pequeño de la marca bávara. Es el mismo motor que hemos visto en el caso del Cabrio, pero, en esta ocasión, la denominación del coche es X3 2.0d. Este nuevo X3 llegará al mercado en septiembre acompañado por una caja de cambios manual de seis velocidades. La casa alemana anuncia una velocidad punta de 198 km/h y un 0-100 km/h de 10,2 segundos.

Como elementos de serie, el modelo incluirá neumáticos 235/55 con llantas de aleación ligera de 17 pulgadas y el sistema de tracción inteligente variable automática BMW X-Drive.

Además de estas novedades, uno de los protagonistas del estand de BMW será el pequeño Serie 1, que ya está en el mercado y que ha causado una gran sensación.

Los mejores vídeos