BMW 320 Cd Cabrio, rompiendo moldes

En su línea actual de romper cualquier convención, BMW presenta un coche de lo más audaz: un 320 CD Cabrio, es decir, descapotable y Diesel. La combinación de mecánica de gasóleo con carrocería convertible será, sin duda, una de las sensaciones del Salón de París.

BMW 320 Cd Cabrio, rompiendo moldes
BMW 320 Cd Cabrio, rompiendo moldes

Sobre la conocida base del Serie 3 Cabrio, BMW ha dado un paso más y ha instalado un motor turbodiésel que da lugar a una combinación prácticamente inédita. La marca apuesta por clientes que necesiten un coche de consumo moderado pero que no quieran renunciar ni al carácter vital de un BMW ni al glamour de un convertible, eso sí, de cinco plazas.
El resultado responde al nombre de 320 Cd Cabrio y lleva un motor de dos litros que entrega 150 CV a 4.000 revoluciones. El par máximo del motor se sitúa en 33 mkg a 2.000 giros y, para demostrar lo utilizable que es esta máquina, en BMW aseguran que a sólo 1.500 vueltas ya hay disponibles más de 29 mkg. La arquitectura del motor sigue un esquema tradicional de cuatro cilindros en línea a los que se añade una sofisticada inyección de tipo “common rail". La bomba de inyección, controlada en función del volumen de combustible, alcanza una presión de inyectado de 1.600 bares.

Los ingenieros de BMW han conseguido que el 320 Cd cumpla la normativa de emisiones EU4 sin necesidad de filtro de partículas. Esto se produce gracias al sistema de inyección, que es capaz de dosificar al máximo el combustible y de realizar varios “disparos" de gasóleo, de forma que se produzcan más de una ignición por ciclo en cada cilindro. Como es sabido, esto sirve para quemar mejor el combustible y, por tanto, eliminar emisiones contaminantes. Además, un complejo sistema de recirculación de gases contribuye a mejorar la eficiencia de cada explosión. Con todo, el 320 Cd firma un consumo homologado de 6,3 litros a los 100 km, lo que no está nada mal para un vehículo de aspiraciones bastante deportivas. Sus 150 CV permiten que pase de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos, marcando también magníficas recuperaciones y aceleraciones, según informa BMW.

La caja de cambios elegida es una manual de seis relaciones con los desarrollos cortos, de talante deportivo.

BMW pondrá este coche a la venta en primavera de 2005 y explica que estará “perfectamente equipado de serie" y que, además, “ofrecerá una amplia gama de atractivas opciones exclusivas a un precio muy atractivo que proporcionan al coche una línea más elegante". Es decir, que contará con los mismos elementos de serie y con las mismas opciones que el resto de la gama Cabrio.

En este sentido, la estética del 320 Cd Cabrio prácticamente no varía con respecto a la de los Cabrio de gasolina. Se mantienen las líneas audaces, muy rácing, pero también elegantes y suntuosas.

Los mejores vídeos