Barcelona inicia una campaña contra las motos aparcadas en las aceras

Joan Clos, alcalde de Barcelona, admitió el pasado viernes que "la presión de las motos sobre las aceras es excesiva". El lunes, la Guardia Urbana empezó a multar de forma rigurosa los estacionamientos en zonas peatonales y comenzó la preparación de una campaña específica contra estas acciones, que se aplicará en 2002.

Barcelona inicia una campaña contra las motos aparcadas en las aceras
Barcelona inicia una campaña contra las motos aparcadas en las aceras

Las motos y ciclomotores, que hasta ahora parecían campar a sus anchas por las calles de Barcelona, han visto desde el lunes cómo se restringía esta "impunidad", ya que la Guardia Urbana comenzó una campaña de multas para sancionar a aquellos que dejaban sus vehículos de dos ruedas aparcados en las aceras.

Ante las previsiones del área de Vía Pública, que estima que en el año 2010 el parque de motocicletas y ciclomotores en la Ciudad Condal superará las 350.000 unidades (un 50 por ciento más que en 1999), la Guardia Urbana ha empezado a diseñar una campaña específica para terminar con el problema de las motos que circulan por las aceras o aparcan en número excesivo sobre ellas.

La concejala de Ciutat Vella, Katy Carreras-Moysi, apuntó ayer como solución reservar a las motocicletas una parte de los garajes subterráneos o acotar áreas de aparcamiento en las calzadas.

Los mejores vídeos