Autovías con retraso

La red de autovías española no deja de crecer, pero a un ritmo más bajo que el que algunos desearían. Fomento acaba de dar un "empujón" a las esperadísimas autovía de la Plata y autovía Córdoba-Antequera. A pesar de ello, los ciudadanos se tendrán que armar de paciencia, porque, una vez más, las obras van para largo.

Autovías con retraso
Autovías con retraso

Fomento ya ha contestado a los cordobeses, incluida a su alcaldesa, Rosa Aguilar, de Izquierda Unida. La autovía Córdoba-Antequera no estará lista hasta el año 2007, a pesar de que se esperaba que estuviese en funcionamiento tres años antes. Para Rosa Aguilar, este retraso pondrá "en peligro vidas humanas".

Se acaban de licitar las obras de uno de sus tramos, Lucena-Encinas Reales, a pesar de que éstas estaban aprobadas, provisionalmente, en marzo de 1996. Se trata de un tramo de 6,9 kilómetros, cuya ejecución costará algo más de 27 millones de euros (casi 4.500 millones de las pesetas que estaban en vigor cuando se dio el visto bueno).

Otra de las autovías que parece ir con algo de retraso es la bautizada como "de la Plata", una carretera que unirá Gijón con Sevilla y se espera que esté en funcionamiento hacia 2005. Fomento acaba de adjudicar las obras del tramo que unirá Aldeanueva del Camino y Villar de Plasencia (ambas localidades en Cáceres) a la constructora Intecsa-Innarsa. Para la construcción de estos 12,5 kilómetros de vía, se precisará 771.396 euros (más de 128 millones de pesetas) y no más de 12 meses.

La Autovía del Cantábrico (en la imagen), que unirá Galicia con Santander, también avanza: se acaba de aprobar la licitación del contrato de asistencia técnica para el tramo Queruás-Otur, que incluye la variante asturiana de Luarca. Las actuaciones administrativas para la construcción de este tramo de 9,5 kilómetros empezaron en mayo de 1994.