Autopistas españolas, sin límite de precio

Las autopistas españolas son de las más caras de toda Europa y, por si fuera poco, no siguen ningún criterio en sus precios. Un conductor que circule por las autopistas vascas tendrá que pagar una media de 0,12 euros (20 pesetas) por kilómetro, mientras que, si elige las de la Comunidad Valenciana, este valor se reducirá a la mitad.

Autopistas españolas, sin límite de precio
Autopistas españolas, sin límite de precio

Las autopistas no sólo vertebran el territorio nacional; los precios de los peajes marcan notables diferencias entre las distintas comunidades autónomas. Según un informe de la revista Consumer</font color="#0000CC">, editada por el Grupo Eroski, los conductores que opten por estas vías en el País Vasco tendrán que pagar cerca de 0,12 céntimos el kilómetro (20 pesetas), mientras que en Valencia los peajes rondan los 0,06 céntimos (10 pesetas) y en Cataluña y Sevilla, de media, no alcanzan los 0,05 euros (8 pesetas).

También se desvela que las vías que cubren distancias más cortas son las más caras: recorrer los 87 kilómetros que separan Bilbao y San Sebastián cuesta 10,81 euros (1.799 pesetas), es decir, 13 céntimos (22 pesetas) cada kilómetro, mientras que, por los 660 kilómetros que transcurren entre La Junquera y Alicante, hay que abonar 43,91 euros (7.306 pesetas), menos de 0,066 céntimos (11 pesetas) por kilómetro.

Alemania, gratis
Hasta principios de año, España gravaba los peajes con unos impuestos más bajos que los dictados por la UE. Ahora que el Ejecutivo comunitario ha acabado con esta desigualdad tributaria, las diferencias para los conductores persisten.

En Alemania, Dinamarca, Holanda y Reino Unido las autopistas son completamente gratuitas (al menos en teoría, ya que lo que no se financia con peajes se debe sufragar con impuestos). En la autopista que une Burdeos con París (una de las más emblemáticas de Francia), el kilómetro cuesta 0,07 euros (12 pesetas), mientras que en la vía portuguesa que une Lisboa con Oporto el precio es de 0,04 euros (7 pesetas).

Al conductor español no le gusta pasar por el peaje
España es el tercer país de toda la UE con más número de kilómetros de pago, pero, curiosamente, no mantiene el mismo puesto en el ránking de usuarios de autopistas.

Tanto Francia como Italia registran un tráfico mucho más intenso en proporción al número de kilómetros de autopistas con que cuentan. Por ejemplo, los italianos tienen el doble de red, pero por ella circulan cuatro veces más vehículos que en nuestro país.

Así, una encuesta publicada por la Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte de Madrid asegura que el 55 por ciento de los madrileños prefieren sufrir un atasco a abonar un peaje.

Si quieres saber más sobre el negocio de las autopistas, no te pierdas este

Untitled Document

reportaje.