Audi: imagen plena

Audi conmemora el 25º aniversario de su tracción quattro en el Salón de Ginebra y que mejor que presentar el RS4, que basa parte de su seguridad usa este elemento, para hacerlo.

Audi RS4
Audi RS4

La versión más extrema de la gama A4 centrará la mayoría de las miradas de los asistentes a la cita ginebrina. Su estética claramente deportiva y sus cifras de potencia y par lo convierten en un objeto de deseo para todo aquel aficionado a la conducción. Sin embargo, este enfoque dinámico no le impide poder ser utilizado en el día a día, no sólo para el circuito. Este modelo cuenta con una nueva generación del sistema de tracción total quattro que incorpora una distribución asimétrica dinámica de la fuerza de propulsión y un diferencial central de tipo Torsen autoblocante. Gracias a ello, según la marca, el RS4 tiene tracción cuando el resto de competidores ha superado sus límites. Otro modelo con tracción quattro, el TT, presenta en Ginebra una variante potenciada y aligerada, denominada TT quattro sport. Cuando no queda mucho para que se presente la nueva generación de este coupé de Audi, la marca alemana ha decidido dar un empujón a la popularidad de la generación actual con la presentación de esta versión. En ella, se toma como base el modelo con motor 1.8 Turbo (que se ofrece en tres variantes de potencia: 150, 180 y 225 CV) potenciado hasta los 240 CV y con un par que se ha incrementado hasta los 32,6 mkg. El trabajo de los ingenieros de la marca alemana no se ha detenido aquí, pues también han centrado sus esfuerzos en reducir el peso efectivo del conjunto. ¿Cómo lo han hecho? Han sustituido los asientos delanteros por unos Recaro de competición más ligeros, se han eliminado las butacas traseras (en su lugar se ha colocado una barra transversal y una red para sujetar el equipaje) y se ha eliminado el aire acondicionado por un sistema de calefacción de menor peso. En total, la “cura de adelgazamiento" a la que se ha sometido el TT hace que pese 75 kg menos (respecto a un TT 1.8T de 225 CV) y se quede en 1.390 kg, con una relación peso/potencia de 5,8 kg/CV. El resultado de la ecuación "más potencia y menos peso" es, lógicamente, mejores prestaciones y mayor diversión al volante. Así, el TT quattro sport alcanza los 100 km/h desde parado en apenas 5,9 segundos, siendo su velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada). Los neumáticos de 235/40 en llanta de 18 pulgadas y la tracción total quattro se encargan de mantener pegado este deportivo al suelo. Estéticamente, se diferencia del resto de la gama por incluir paragolpes especiales, estribos laterales modificados, doble salida de escape y tomas de aire, retrovisores y spoiler trasero en un color de contraste.En el equipamiento de serie de esta versión tan especial no faltan elementos como los faros de xenón o el aire acondicionado (disponible sin cargo adicional), mientras que el equipo de música o el sistema de navegación son opcionales. En el stand de la marca en Ginebra también se pueden ver los restylings a los que se ha sometido al A3 de tres puertas y al A8. Ambos reciben la nueva calandra frontal de gran tamaño que se ha convertido en el símbolo de la nueva generación de vehículos de Audi.Además, se podrá ver por primera vez en un salón la versión familiar de la berlina A6, que, respecto a ésta, añade una mayor versatilidad.