Asamblea y Ayuntamiento de Madrid, contra la subida del transporte público

La subida de las tarifas del transporte público en Madrid ha soliviantado a los grupos de la oposición en la Asamblea Regional y en el Ayuntamiento de la capital. Ayer jueves, PSOE e Izquierda Unida pidieron en ambas cámaras la reprobación de Luis Eduardo Cortés, consejero de Transportes del Gobierno de la comunidad.

Alberto Ruiz-Gallardón (Partido popular), presidente de la comunidad de Madrid, defendió a capa y espada a su consejero. Asegura el presidente regional que el metro será más grande y mejor, y que nunca se financiarán "con las tarifas las inversiones en transporte".

Con estos argumentos, Gallardón se quitó de encima una dura acusación de Izquierda Unida en la que se tildaba la subida tarifas prevista para 2002 de "auténtico impuesto".

Como ya hemos informado antes en Autopista Online, los billetes de metro y autobús subirán en Madrid una media del 7,6 por ciento, una medida que ha levantado ampollas entre los usuarios.

Gallardón no cree que haya inconveniente en subir las tarifas y promete que los madrileños tendrán en el futuro "más y mejor metro".

En el consistorio, la sesión fue mucho más agria. Luis Eduardo Cortés fue tachado por la oposición de "prepotente y maleducado". También se pidió su reprobación y se censuraron sus malos modos al negarse a llevar la red del suburbano al barrio de Villaverde.

La concejal de Tráfico, María Tardón, aseguró que "a ningún edil del PP le gusta subir las tarifas, pero el transporte de calidad cuesta dinero, y para pagarlo hay que subirlas: el dinero no viene del aire".