¿Es un vídeo prueba suficiente para que nos multen?

Un conductor pone en jaque al Ayuntamiento de Rivas y sus temibles semáforos con cámara al demostrar que la imagen de vídeo no es una prueba válida para imponer la sanción.
Alejandra Otero -
¿Es un vídeo prueba suficiente para que nos multen?
¿Es un vídeo prueba suficiente para que nos multen?

Muchos conductores estamos familiarizados con los semáforos equipados con cámara cuyo objetivo es cazar al incauto conductor saltándoselo en rojo. Y es muy conocido, por las numerosas quejas, protestas y denuncias que ha recibido, uno de estos semáforos ubicado en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid. Éste, terror de los conductores, se ha hinchado a poner multas a diestro y siniestro desde tiempo ha, habiendo incluso sancionados que sostienen que dicho dispositivo de control les ha multado cuando aún estaba el semáforo en ámbar. Pero hoy, un conductor, bajo el amparo de Multayuda, la iniciativa de Pyramid Consulting, ha conseguido ganarle la batalla. En los tribunales, claro.

Saltarse este semáforo, que se encuentra a la entrada de Rivas junto al Polideportivo Municipal del Telégrafo, es complicado. Primero, porque está ubicado a la salida de una rotonda muy concurrida de varios carriles y segundo, porque, que pase a rojo, depende de que un peatón pulse el botón para cruzar el paso de cebra. Junto al semáforo se puede ver un cartel que avisa de cámaras de control de tráfico en todo el municipio y la cámara también se ve perfectamente. A pesar de ello, muchos son los conductores que caen en ‘su trampa’. La multa, además, no es pequeña: 200 euros de sanción, 100 si nos atenemos al pronto pago, y la resta de cuatro puntos del carné.

Una vez te llega la sanción, el ayuntamiento ripense te permite comprobar si es correcta o no la multa través de la web pruebainfraccion.org, donde metiendo la matrícula de tu coche, puedes verlo retratado por a la cámara de marras. Y si bien es esta prueba gráfica a la que se agarra el Ayuntamiento para sancionar a diestro y siniestro a los conductores, ha sido esta vez su verdugo.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo  Nº23 le ha dado la razón a un conductor cuyo alegato ha cuestionado el sistema informático de la administración. Y es que, como ha presentado en su recurso el sancionado, el Ayuntamiento de Rivas no ha podido acreditar que la cámara había sido sometida a control metrológico, por lo que no puede considerar válido como prueba el vídeo. La página web, a través de la cual se puede acceder al vídeo, expone que ‘los vídeos e imágenes mostradas han sido formadas digitalmente utilizando un algoritmo de firma digital DSA’. Y que ‘esta firma garantiza que las evidencias no han sido modificadas, manipuladas o alteradas desde su captura en el momento de la infracción, por lo que preserva su autenticidad’. No obstante, como bien defiende Pyramid Consulting, ‘no queda acreditado en qué instante se realiza la firma, ni quien la realiza, si la propia cámara o se hace en un momento posterior’. De ser en este último supuesto sí existiría riesgo de manipulación de la imagen. Con esto en la mano, el ciudadano ha ganado el recurso, quedando exento de pagar los 200 euros de sanción, además de mantener su saldo de puntos.

Que el Tribunal le haya dado la razón a este conductor no sólo abre una vía para que el resto de automovilistas ripenses se agarren a lo mismo, además siembra un precedente que podría acabar con un buen grueso de ingreso en las arcas de las administraciones: ¿un vídeo ha dejado de ser prueba suficiente para sancionar?

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...