Un ordenador sobre ruedas: Samsung muestra los componentes del coche autónomo

Samsung ha mostrado en un vídeo todos los componentes que hacen posible que un coche autónomo se convierta en una realidad.
Un ordenador sobre ruedas: Samsung muestra los componentes del coche autónomo
Un ordenador sobre ruedas: Samsung muestra los componentes del coche autónomo

Como comprobamos de primera mano hace ya algunos meses en el nuevo campus para el desarrollo del coche autónomo que BMW ha creado en Munich, la recepción, almacenamiento y gestión del abrumador volumen de datos que un coche autónomo necesita para ponerse en marcha es uno de los mayores retos a los que se tendrá que enfrentar la automoción en los próximos años.

Con cada salida, un coche autónomo acumula millones de datos que tiene que guardar en su interior e interpretar en milésimas de segundo para tomar la mejor decisión, de un abanico casi infinito de posibilidades, para conseguir que el automóvil se desplace de manera eficiente y segura hasta nuestro destino.

Para que nos hagamos una idea de qué supone todo esto, Samsung ha publicado un vídeo en el que muestra los principales componentes que intervienen en todo el proceso. En él podemos ver cómo la tecnología que ya se aplica a nuestros ordenadores y teléfonos móviles jugarán un papel fundamental en el futuro del coche autónomo.

Publicidad

Los componentes esenciales del coche autónomo

Entre todos estos componentes, hay algunos que destacan por encima del resto. Para empezar, los coches tendrán, al menos, dos memorias RAM. Este tipo de memoria se encargan de almacenar los datos más recientes que han sido utilizados, así el sistema necesita menos tiempo para encontrar dicha información. Para una mejor gestión, una de las memorias recopilará datos recogidos por los sensores mientras que la otra trabajará codo con codo con la unidad de Inteligencia Artificial (IA) para tomar la mejor decisión en cada momento.

Todo ello estará soportado por un gran disco duro en el que se almacena toda la información necesaria para que el sistema se pueda poner en marcha. Es decir, guardará todos los datos necesarios para que el coche tenga una serie de prioridades a la hora de tomar decisiones, almacenando la mayoría de escenarios que se pueden encontrar en marcha. Además, irá guardando todos los datos que serán imprescindibles para ponerse en contacto con otros vehículos y compartir la información con ellos.

Por último, un chip será el encargado de la toma de decisiones. Analizando los datos almacenados por las distintas memorias y tomando como punto de partida los parámetros instalados de fábrica, este componente tiene la tarea de elegir dar la orden necesaria para convertir cada maniobra de la conducción en la mejor de las posibles.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...