Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos

El cinturón de seguridad es el mejor salvavidas que podemos tener en el coche. Su importancia es vital. Aquí te damos unos consejos para ponértelo correctamente y para que dejes a un lado las excusas si eres de los que no se lo pone.
Adrián Lois
Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos
Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos

Parece mentira que hubiera épocas en las que el cinturón de seguridad no fuese algo habitual -y obligatorio- entre los conductores y el resto de ocupantes de un vehículo. Si bien se patentó en 1958 (fue Nils Bolhin, un ingeniero de Volvo, el encargado), en España no fue obligatorio en carretera hasta 1974 y en el ámbito urbano y en las plazas traseras hasta 1992.

Publicidad

En el caso de las plazas traseras, ya no es una cuestión de seguridad para aquellos que se arriesgan a no abrochárselo, también para los ocupantes de los asientos delanteros: en un accidente, si los de atrás salen disparados y chocan con estos asientos, los ocupantes delanteros pueden sufrir un fuerte aplastamiento.

Aquí entra también un papel fundamental: la concienciación, algo que ha ido a más entre conductores, pasajeros y fabricantes de coches. Estos últimos, obviamente, instalan en todas las plazas los pertinentes cinturones de seguridad de tres puntos. Pero no siempre fue así: antes, hace muchos años, algunos vehículos no equipaban cinturones en las plazas traseras, y algunos otros equipaban diferentes tipos de cinturones (torácicos o abdominales). La tendencia actual es equipar todas las plazas con los de tres puntos.

Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos

Cinturón de seguridad: ¿cuál es exactamente su función?

El cinturón es el elemento más importante para la seguridad pasiva en el vehículo. Su objetivo ya no es tanto el que los pasajeros no se muevan en caso de accidente, sino para amortiguar su deceleración. Es decir: el cinturón es el único freno para tu cuerpo, como haría un paracaídas, y funciona de forma conjunta con los airbags y el reposacabezas; si no llevas puesto el cinturón en un choque, estos dos últimos no harían su función correctamente. Piensa esto: en un choque a 80 km/h contra un objeto rígido, los pasajeros se verían lanzados hacia adelante con una fuerza 80 veces superior a su peso si no usasen este dispositivo.

El cinturón está hecho para estirarse, por ello no es nada recomendable usar una pinza para que este no apriete al pasajero; esa mayor holgura puede marcar una diferencia enorme. La DGT nos pone un ejemplo: en un choque en el que pasas de 50 km/h a 0 en apenas 7 décimas, el cinturón, al estar más holgado, hará que recorras una distancia mayor. Con una pinza, harás que su función de frenar el cuerpo empiece más tarde, por lo que habrá más probabilidades de chocar contra el volante o el salpicadero, en las plazas delanteras, o con los asientos de delante, en las de atrás.

Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos

Consejos básicos para el buen uso del cinturón de seguridad

  • Llevar el cinturón bien ceñido al cuerpo. Evitar las pinzas o ropa demasiado voluminosa mientras conduces.

  • No poner nada debajo del cinturón con el objetivo de ir más cómodo.

  • Una vez abrochado, comprobar que no esté enganchado o enrollado en alguna parte, ya que puede perder eficacia y ser peligroso para el pasajero.

Publicidad
  • Nunca pasar el cinturón por el cuello, ya que podría causar lesiones graves en caso de accidente. La parte superior del cinturón debe pasar por la clavícula, entre el cuello y el hombro.

  • La posición de conducción es importante para que el cinturón haga su función correcta. Para ello, coloca el asiento en un ángulo casi recto, no demasiado inclinado, así evitamos que pueda aparecer el efecto submarino o pueda producir un estrangulamiento en caso de accidente.

  • Cuando sufras un golpe con el coche, cambia el cinturón, ya que este puede haber perdido su eficacia.

  • Recuerda que el cinturón en las plazas traseras es también obligatorio. En un choque a 80 km/h, los pasajeros traseros no se pueden sujetar de ninguna forma sin llevar el cinturón puesto y salen proyectados contra los asientos delanteros con una fuerza equivalente al golpe de una bola de 1.200 kg a 10 km/h.

  • Las embarazadas también están obligadas a llevar el cinturón de seguridad, pero guardando algunas precauciones, evitando que no vaya sobre el abdomen. Existen algunos sistemas especiales para embarazadas que permiten ajustarlo correctamente sin que llegue a oprimir la zona del feto.

Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos

Cinturón de seguridad: ¿cuánta carga soportan?

Los fabricantes de automóviles equipan unos cinturones que son capaces de soportar hasta 3.000 kg de fuerza máxima sin romperse, aunque la normativa indica que la fuerza que debe aguantar es de 1.200 kg. Sirva como ejemplo de lo que es capaz de deformarse un cinturón este otro de la DGT: en pruebas de choque en laboratorio con maniquís de 1,74 metros de estatura y 76 kg de peso, a 50 km/h, la fuerza de un cuerpo sobre el cinturón puede ser de hasta 1.000 kg y la distancia que recorre el cuerpo hacia adelante es de 25 cm, como consecuencia del cinturón.

Cinturón de seguridad: ¿cuánto nos protege en un accidente?

Según la DGT, el cinturón de seguridad reduce de 3 a 1 la probabilidad de muerte en un accidente de tráfico, alcanzando su máxima eficacia en los vuelcos. En caso de sufrir un choque frontal, el riesgo de fallecer o de sufrir heridas graves en la cabeza se reduce en un 90 por ciento con el uso del cinturón, y un 75 por ciento de sufrir heridas, fracturas y lesiones de otro tipo. En caso de sufrir un alcance con otro vehículo, el uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte o de heridas graves.

Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos

Efecto submarino: ¿qué es?

El conocido como efecto submarino es uno de los peligros que atrae el sentarse mal al volante y la mala colocación del cinturón de seguridad. Consiste en que el cuerpo, cuando no está bien sujeto por el cinturón, presiona el asiento hacia abajo y se desliza por debajo de la banda abdominal del cinturón, lo que aumenta la probabilidad de que choquemos contra el volante, el salpicadero o la parte baja del habitáculo con las piernas.

Esto se da, por ejemplo, cuando colocamos una toalla en el asiento y nos sentamos sobre ella, o cualquier complemento para asientos, como las riñoneras, almohadones, aislantes de bolas. El mejor consejo para evitarlo: colocar bien el cinturón de seguridad siempre y sentarse correctamente, evitando añadir cualquier complemento al asiento.

Todo sobre el cinturón de seguridad: importancia, consejos y falsos mitos

Excusas y mitos para no usar el cinturón que ponen los conductores

La DGT nos trae algunas frases que dicen algunos conductores o pasajeros a modo de excusa o falso mito relacionado con el cinturón de seguridad. Todos ellos, como verás, no son más que habladurías y debe primar ante todo la responsabilidad y sensatez de abrocharse el cinturón:

Publicidad

- “Llevo un coche con muchos sistemas de seguridad”: Vale, perfecto, pero ningún otro sistema puede sustituir la función del cinturón. Los otros sistemas de seguridad son complementarios al cinturón. De nada te sirven estos si vas a salir proyectado del asiento hacia adelante en un accidente.

- “No me hace falta, yo no voy a tener accidentes”: Ningún conductor está exento de poder sufrir un accidente. Puedes considerarte un “crack” del volante y no causar ninguna situación de peligro, pero un accidente puede ser causado por la imprudencia de otros usuarios. Esa falta seguridad puede ser muy peligrosa.

- “Conozco gente que se ha salvado por no llevarlo”: La DGT remite a un estudio realizado en Estados Unidos, que dice que solo en un accidente de cada millón llevar el cinturón puede ser negativo, así que no hagas caso a este tipo de frases.

- “El cinturón no sirve para nada”: Aparte de todo lo que te hemos comentado antes, la propia Organización Mundial de la Salud dice que es uno de los sistemas que más vidas ha salvado. El cinturón reduce la posibilidad de muerte al volante en más de un 60 por ciento.

- “El cinturón en ciudad no es necesario”: Aparte de obligatorio, es muy importante. A 40 km/h, un golpe frontal ya puede ser mortal, ya que la cabeza choca con la luneta; a 50 km/h, una persona de 70 kg se proyecta hacia adelante con un peso de más de 3.000 kg.

- “En recorridos cortos tampoco es necesario”: Las estadísticas hablan de que son, precisamente, en estas situaciones en las que se producen la mayor parte de los accidentes.

- “A poca velocidad, el cinturón no sirve”: Todo lo contrario. La mayor efectividad del cinturón la encontramos a bajas velocidades que a velocidades elevadas.

- “Los cinturones de detrás no son útiles”: Ya hemos visto antes un claro ejemplo de cómo un pasajero trasero puede ser mortal para uno de las plazas delanteras al salir disparado contra estas.

- “Mucha gente se salva porque salió despedida del coche”: Si sales despedido del coche en un accidente, la probabilidad de sufrir una lesión medular grave se incrementa en un 1300 por ciento y la de morir en un 300 por ciento.

- “El cinturón me resulta incómodo”: Puede ser, pero mejor eso que morir, ¿no?

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...