Así debes colocarte el cinturón de seguridad si estás embarazada

El cinturón es un elemento de seguridad pasiva que cada día salva vidas. Pero como en todo, hacer un uso correcto es clave, ya que puede resultar peligroso si se coloca de forma inadecuada. Esto cobra mayor importancia en las mujeres embarazadas, en las que son dos vidas las que peligran en un accidente. Te contamos cómo se debe colocar para no dañar –o al menos minimizar el daño- al feto.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Así debes colocarte el cinturón de seguridad si estás embarazada
Así debes colocarte el cinturón de seguridad si estás embarazada

Los últimos estudios en cuanto a seguridad infantil hablan por sí solos. Según la Fundación Mutual de Conductores, los accidentes de tráfico que tienen lugar en nuestro país son responsables de la interrupción de entre 200 y 700 embarazos al año. El motivo en muchos casos en un uso incorrecto del cinturón de seguridad, ya que muchas mujeres se sienten incómodas al colocarse este sistema de retención y recurren a ‘trucos’ que –conscientes o no- empeoran las consecuencias en caso de accidente de tráfico.

La Dirección General de Tráfico explica dos puntos importantes a tener en cuenta a la hora de usar el cinturón de seguridad:

 

  1. La banda inferior nunca debe estar sobre el estómago o el vientre, sino que lo más bajo posible y ajustado a la pelvis.
  2. La banda superior debe colocarse entre ambos senos y pasar por encima del hombro y lo más alejado posible del cuello.

 

Errores de colocación del cinturón de seguridad 

Mal uso del cinturón de seguridad

El problema que tienen muchas embarazadas es que suele resultar difícil y, a veces, hasta imposible mantener el cinturón en el lugar correcto, ya sea por el movimiento durante el viaje en coche o porque la barriga ha crecido demasiado y no consigue ajustarse en las mejores condiciones.

Un solución muy interesante podría ser el proyecto desarrollado por la Fundación CIDAUT –Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía-, consistente en un chaleco para embarazadas que obliga al cinturón a colocarse sólo y exclusivamente en la posición correcta. Los ‘tests’ de choque con el chaleco Emobikids aseguran una reducción del riesgo de daño fetal en un 53 por ciento, además de asegurar a la mujer totalmente gracias a que trabaja tanto en la banda pélvica –inferior- como en la diagonal –superior-.

 

'Crash Test' del chaleco Emobikids

 

Tiene un precio aproximado de entre 56 y 70 euros y se puede comprar tanto presencialmente en varios puntos de la geografía española como en tiendas online. Seguro que la vida de tu pequeño vale eso y más.

 

Así se coloca el chaleco Emobikids

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...