Renting de un coche: 5 claves por las que te puede interesar

El renting de coches gana adeptos entre los compradores particulares a pasos agigantados. Quizá no lo sepas, pero probablemente a ti también te interesa contratarlo. Te contamos por qué.
Alicia Fernández.

Twitter: @aliciautopista -

Renting de un coche: 5 claves por las que te puede interesar
Renting de un coche: 5 claves por las que te puede interesar

Más de medio millón de coches que circulan por nuestras carreteras son vehículos de renting, una fórmula para disfrutar de un coche pagando una cuota fija mensual que incluye todo menos el combustible. Se trata, ni más ni menos, que de un alquiler a largo plazo. Sus grandes usuarios son las empresas, tanto grandes como Pymes y recientemente autónomos, porque para ellos tienen la opción de desgravarse, pero cada vez son más los clientes particulares que lo contratan porque realmente les interesa al ser el coche un bien que se devalúa tan rápidamente.

1. Te gusta cambiar de coche habitualmente

Los contratos de renting habitualmente suelen durar de media unos cuatro años, -si bien es cierto, que en el caso de particulares, muchas veces se prolongan a cinco-. Es justo el plazo a partir del cual un coche comienza a devaluarse de forma significativa. El renting te permite disfrutar de un coche nuevo, con todo lo que ello implica, cada cuatro o cinco años, según lo veas.

2. Quieres tener tus gastos fijos claros

Si no quieres sorpresas con los gastos de tu coche y quieres saber de antemano lo que te vas a gastar en él, el renting te ayudará. No hay desembolsos iniciales, sólo hay una cuota al mes durante el periodo pactado que incluye el mantenimiento, las reparaciones de posibles averías y los impuestos correspondientes. Los neumáticos están incluidos, en cada caso, te marcan cada cuántos kilómetros los cambian. El único gasto no incluido es el combustible.

3. Quieres tener coche de sustitución y tus problemas de movilidad resueltos

Con el renting tus necesidades de movilidad están cubiertas. Es cierto que no en todos los contratos de renting se incluye de partida el coche de sustitución pero sí suelen ofrecerte soluciones cuando tu coche tenga que acudir al taller. Desde recogerte el vehículo y devolvértelo en tu domicilio o trabajo hasta cambiarte el vehículo si la operación del taller se retrasa más de un tiempo determinado.

4. No quieres líos con la fiabilidad del coche

Una de las grandes ventajas del renting es que aunque el coche te falle y presente muchas averías, el vehículo no es tuyo, de forma que te causará el engorro de tenerlo que llevar al taller, pero no tendrás que cargar con esa losa como si lo compraras.

5. En los próximos años prevés que tus necesidades cambien  

Tal vez no tienes claro si en pocos años vas a necesitar un coche más grande o más pequeño o de otras características, como un híbrido o un eléctrico porque se endurezca la legislación en la ciudad por la que circulas todos los días. Con el renting sabes que en cuatro años (o en menos si así lo contratas) podrás cambiar de vehículo. 

También te puede interesar

Las ventajas e inconvenientes del renting 

Merece la pena contratar el renting

Comprar un coche de renting a buen precio

 

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...