De récord: el parabrisas más grande y el más pequeño del mundo

Tesla y Mercedes ostentan dos récords muy particulares. La marca norteamericana posee el parabrisas más grande del mercado; los alemanes, el más pequeño. ¿Sabes en qué coches?
Adrián Lois.

Twitter: loisSr_motor -

De récord: el parabrisas más grande y el más pequeño del mundo
De récord: el parabrisas más grande y el más pequeño del mundo

Entre el parabrisas más grande del mercado automovilístico y el más pequeño hay una gran diferencia: el primero es 100 veces mayor que el segundo. Carglass nos desvela qué coches y marcas tienen estos dos récords tan particulares de la industria del motor.

Publicidad

De récord: el parabrisas más grande y el más pequeño del mundo

Tesla Model X

Por un lado, es el Tesla Model X el que puede presumir de tener el parabrisas más voluminoso. El “Big Sky”, como lo llama la compañía norteamericana, ocupa 3 metros cuadrados de superficie y está fabricado por el especialista en la materia AGP. El SUV eléctrico de la marca de Elon Musk lleva a otra dimensión el concepto de parabrisas panorámico, otorgando una gran visibilidad al conductor y al copiloto, además de una gran luminosidad a todo el habitáculo.

Casi como una “cabina de un helicóptero”, como lo califica Musk y todo un “reto tecnológico” para el especialista en parabrisas Carglass, quien revela que este parabrisas cuenta con un tintado doble inteligente para evitar los deslumbramientos por el sol.

De récord: el parabrisas más grande y el más pequeño del mundo

Mercedes-Benz SLR Stirling Moss

En el otro lado de la moneda, tenemos el Mercedes-Benz SLR Stirling Moss. Se trata de una edición especial y limitada que la marca de la estrella lanzó al mercado hace una década como homenaje a uno de sus pilotos históricos, Stirling Moss. Su particularidad, en contraste con el SLR “convencional”, era la ausencia de techo y de un parabrisas convencional. En su lugar, la marca de la estrella instaló un doble deflector frontal, cada uno con unas dimensiones de 0,030 metros cuadrados (300 cm2).

Publicidad

Su función era la de desviar el flujo de aire justo por encima de la cabeza de los dos ocupantes del superdeportivo alemán. Sin embargo, no podía ofrecer ningún tipo de protección en caso de vuelco, eliminando cualquier tipo de protección que ofrece un parabrisas convencional: éste aporta un 30 por ciento de la resistencia de la estructura del coche y supone un elemento clave del vehículo para evitar el hundimiento del techo en caso de vuelco.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...