Por qué las matrículas de los coches en España no tienen vocales: ¿te habías fijado?

Como todos los sistemas de registro, las matrículas españolas también tienen particularidades. Te contamos por qué no tienen vocales.
Por qué las matrículas de los coches en España no tienen vocales: ¿te habías fijado?
Por qué las matrículas de los coches en España no tienen vocales: ¿te habías fijado?

Desde septiembre del año 2000 las matrículas en España cuentan con cuatro números y tres letras. Desde 1971 y hasta el cambio de milenio, las matrículas identificaban la provincia donde había sido matriculado el vehículo, contaba con cuatro número y dos letras que cerraban las combinaciones posibles.

El problema era evidente, cuando una provincia llegara a la matrícula 9999 ZZ no tenía más posibilidades, así que se decidió cambiar el sistema por uno unificado a todo el territorio que, además, no muestra el lugar donde ha sido matriculado el vehículo, por lo que también se mantiene parte de la privacidad del conductor.

Publicidad

Desde entonces las matrículas españolas cuentan con cuatro números y tres letras que avanzan correlativamente. Pero en estas matrículas hay una particularidad y es que no cuentan con vocales.

El motivo es evidente, con la eliminación de estas letras se eliminaba la posibilidad de palabras mal sonantes o acrónimos ofensivos, como puede ser ANO o ETA. Pero, además, con la censura de las vocales también se conseguía eliminar los nombres propios (ANA) y limitaba las posibilidades de hacerlos coincidir con acrónimos oficiales (CSI).

Otras particularidades de las matrículas españolas

Además de las vocales, hay dos curiosidades más sobre el sistema de registro de vehículos de nuestro país. El primero de ellos tiene que ver con la eliminación de las letras LL y CH de las posibles para ser utilizadas. Y es que aunque ahora no se enseñe en los colegios, los más veteranos recordarán que estas combinaciones sí formaban parte del abecedario en su día.

Teniendo en cuenta que el espacio es muy reducido y que estas combinaciones podrían llegar a dar con hasta el doble de letras de la matrícula, no se contempló su inclusión en el sistema.

Publicidad

Aunque lo más llamativo, algo en lo que particularmente yo no me había fijado, es que el sistema tampoco contempla la inclusión de las letras Q y Ñ. La primera de ellas porque sería fácil confundirla con una “O” o un “0”, debido a la tipografía utilizada. La segunda de ellas no se incluye porque se podría confundir fácilmente con la N, pero también hay que tener en cuenta que, en el extranjero, la Ñ no existe y es un carácter especial, por lo que dificultaría su identificación.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...

Con lo mejor de un vehículo eléctrico y de uno tradicional de combustión, el coche hí...

El diseño de los coches, de las ciudades, de las carreteras... en todas sus interpret...