Por qué la DGT alerta del “efecto dominó” en carretera: qué es y cómo evitarlo

Como las fichas del popular juego de mesa, el efecto dominó es una reacción en cadena que se produce, sobre todo, por no guardar la distancia de seguridad.
Por qué la DGT alerta del “efecto dominó” en carretera: qué es y cómo evitarlo
Por qué la DGT alerta del “efecto dominó” en carretera: qué es y cómo evitarlo

Cuando, por un atasco o una retención, se produce un frenazo brusco, algunos conductores no son capaces de detener sus vehículos y golpean al último de la retención. A veces, esto ocurre con la suficiente fuerza como para que éste se desplace y golpee a su vez al anterior y así sucesivamente en lo que se llama efecto dominó.

Publicidad

El riesgo de no dejar la adecuada distancia de seguridad con respecto al vehículo precedente es éste: podemos no tener espacio suficiente para frenar sin alcanzar al vehículo anterior y causar lesiones y daños en vehículos y ocupantes. De hecho, el latigazo cervical suele ser muy habitual en estos alcances traseros.

Para evitar este tipo de accidentes, la DGT recomienda mantener siempre la distancia de seguridad y velocidad adecuada a las circunstancias.

Otros efectos

Existe otro efecto parecido llamado “efecto mirón”. Éste se produce a causa de los conductores más curiosos que ralentizan en exceso su marcha cuando llegan a donde se ha producido un accidente que ya está siendo atendido por las emergencias y la guardia civil, bien en el sentido contrario o en el margen de la carretera.

El efecto mirón provoca atascos y retenciones, y a veces incluso accidentes por distracción o, al ralentizar en exceso la marcha, ser alcanzado por quien circular por detrás. Así, también puede llegar a ocurrir la misma situación que con el efecto dominó.

Publicidad

Igualmente, la DGT recomienda al conductor que al pasar junto a un accidente ya atendido o una retención, continúe circulando a velocidad moderada y según aconsejen las circunstancias del tráfico, evitando distraer su atención con cuestiones ajenas a la circulación. Vamos, que no seamos morbosos y fijemos la atención en la circulación y no en lo demás. Así, evitaremos peligros (alcances) y también provocar retenciones y atascos.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...