¿Por qué cambiar a un coche eléctrico?

Los coches son responsables de un 12 por ciento de las emisiones de CO2. Los vehículos eléctricos son una de las mejores soluciones para proteger el medioambiente. No emiten CO2 durante su uso, convirtiéndose en una de las energías más limpias. Renault propone su gama de modelos de cero emisiones como camino hacia una movilidad no contaminante.
-
¿Por qué cambiar a un coche eléctrico?
¿Por qué cambiar a un coche eléctrico?

Para disfrutar del placer de conducción
El coche eléctrico es una revolución, pero una revolución positiva. El motor de combustión contamina, especialmente cuando aceleras o afrontas una pendiente. El coche eléctrico, sin embargo, no emite CO2 durante su uso, ni produce los contaminantes cancerígenos o los gases de escape que causan la lluvia ácida. Pero hay más, ya que se beneficia cuando el coche decelera o va cuesta abajo, aprovechando la energía cinética, convertida en electricidad para recargar la batería. El par motor del motor eléctrico está disponible inmediatamente, asegurando una conducción más placentera sin cambios bruscos de marcha.

Para tener un socio en el que poder confiar
Con la gama de vehículos eléctricos de Renault, la paz de la mente se combina con la administración inteligente de energía.
El avanzado sistema de navegación que incorporan los modelos cero emisiones de Renault permite a los conductores optimizar los viajes con facilidad y controlar la energía con eficacia.
La información en tiempo real del sistema:
- Proporciona información acerca de la autonomía restante.
- Identifica los puntos o estaciones de recarga más cercanos.
- Avisa, vía móvil, del estado actual de carga, ofreciendo mayor flexibilidad de uso y un mejor aprovechamiento del tiempo.

Para dejar de malgastar energía
El motor eléctrico tiene una eficiencia media de energía de alrededor del 90 por ciento. Esto significa que el 90 por ciento de la energía que consume se utiliza para poner en marcha el vehículo. Esto es muy superior al 25 por ciento que ofrecen los actuales motores de combustión interna.
Las nuevas unidades de propulsión eléctrica de Renault se componen de cuatro componentes clave.
- El cargador, que recibe la corriente directamente de la toma de corriente y la adapta de forma que pueda cargar la batería.
- El inversor, que convierte la corriente almacenada en la batería en corriente alternativa para alimentar el motor.
- El motor, que transforma la energía eléctrica en energía cinética.
- El reductor, que transmite la potencia a las ruedas.
Incluso cuando frenas, el motor transforma la energía cinética generada en electricidad. De esta forma, cada vez que levantas el pie del acelerador, la batería se recarga.

Disfrutar de la dependencia de la tecnología de ión-litio
Las baterías de ión-litio proporcionan mejores prestaciones que cualquier otra batería considerada para uso automovilístico. Más ligeras y compactas, estas baterías ofrecen dos o tres veces más energía por kilogramo que generaciones anteriores. Son también más prácticas, ya que no es necesario esperar a que la batería se haya descargado por completo para volver a recargarla. Las células de ión-litio desarrolladas por Renault también han sido diseñadas de manera que después de seis años de uso intenso, el conductor no percibe ninguna disminución de su capacidad. Por lo tanto, la tecnología es la solución perfecta para una conducción a largo plazo sin preocupaciones. 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...