Neumático Michelin CrossClimate: prueba de larga duración

En nuestra prueba de larga duración los neumáticos CrossClimate, el paso de los kilómetros ha demostrado que los Michelín ha dado con la tecla. No existe el neumático perfecto para todo, pero cada vez está más cerca.
Texto: Jorge Beltrán -
Neumático Michelin CrossClimate: prueba de larga duración
Neumático Michelin CrossClimate: prueba de larga duración

Han pasado 23.000 km desde que comenzamos nuestra prueba de larga duración con los neumáticos Michelin CrossClimate con el fin de comprobar si todas las bondades que anuncia son ciertas. Debido a sus características, parece obvio que sobre firmes deslizantes de cualquier tipo la adherencia iba a ser muy superior que la de un neumático convencional de verano. La principal duda radicaba tanto en la durabilidad con asfaltos a alta temperatura como en la capacidad de agarre sobre pavimentos secos. El resultado ha sido más que satisfactorio, con un desgaste bastante inferior al mejor de los pronósticos. Hay que tener en cuenta que la mayor parte del kilometraje recorrido se ha realizado sobre asfalto con alta temperatura, lo que hace aún más meritorio que en estos momentos conserve aproximadamente el 50 por ciento de vida útil.

Neumático Michelin CrossClimateNuestras mediciones

Para detener el Renault Megane 1.6 dCi que monta los Michelin CrossClimate -205/50R17- emplean sólo 1,3 m más que el neumático equivalente tradicional, cifra reducida y que por otro lado se justifica teniendo en cuanta que la capacidad para evacuar agua y nieve de su banda de rodadura permite circular sobre firmes resbaladizos con mayor seguridad. Cuando comenzamos la prueba la banda de rodadura tenía 7,3 mm de profundidad, y actualmente -23.000 km después- sigue conservando 4,5 mm en las ruedas que permutamos al eje trasero con 8.000 km, lo que indica que será factible alcanzar la cifra de 40.000 km de durabilidad sin alcanzar el límite legal de 1,6 mm.

En la parte subjetiva hay que destacar la menor deriva que ofrecen estos neumáticos comparados con los de invierno tradicionales, permitiendo fuertes apoyos y una agilidad similar a la que brinda un neumático de la misma marca como el Michelin Primacy 3. El único aspecto negativo es su mayor precio, que puede verse compensado por la comodidad de no tener que cambiar de tipo de neumáticos cuando llega y acaba el invierno. Desde el mes de junio disponen de una variante destinada a los vehículos SUV.

Nuestros consejos

En estos neumáticos Michelin CrossClimate, que disponen además de homologación invernal, no es aconsejable bajar de 2,0 mm de profundidad en banda de rodadura si queremos mantener una correcta motricidad en cualquier superficie. A pesar de que el límite legal sea de 1,6 mm, lo cierto es que cuanto más nos aproximemos a este valor más dificultad encontrará el neumático para trabajar correctamente sobre cualquier pavimento. Otro aspecto a tener en cuenta, es que aunque el límite de adherencia es más elevado del esperado, no conviene emplearse a fondo en zonas rápidas para no dinamitar sus flancos, algo más débiles y flexibles que en neumáticos de verano convencionales.

También te puede interesar

7 claves que te ahorrarán dinero en neumáticos

Los neumáticos y el equipaje, claves en la seguridad del coche

Michelin CrossClimate: el neumático especialista en todo

Neumáticos de primera marca vs neumáticos low cost

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...