De la freidora, al tanque de gasoil

El "biodiésel" tiene una emisión neutra de dióxido de carbono (C02), el principal causante del efecto invernadero. Además, este combustible se degrada en un 90 por ciento en diez días.
-
De la freidora, al tanque de gasoil

Los aceites refritos de origen vegetal, como los de oliva, girasol o soja, serán reciclados para fabricar un carburante ecológico similar al Diesel de origen fósil. Esta iniciativa, pionera en España y Europa, está recogida en el proyecto "Bionet", presentado este fin de semana por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), con motivo de la celebración del Día del Sol. Este proyecto prevé la construcción de una planta de producción de "biodiésel", que estará ubicada en Reus (Tarragona) y que a partir de marzo de 2001 podría estar produciendo unas 50.000 toneladas al año. La medida se enmarca dentro del Plan de Fomento de Energías Renovables, aprobado por el Gobierno el pasado mes de diciembre, que pretende que en 2010 estas energías ecológicas constituyan el 12 por ciento del consumo energético total del país.
La producción de biocarburantes en nuestro país se sitúa en unas 75.000 toneladas al año, frente al millón que producen algunos países europeos. No obstante, la IDAE estima que dentro de diez años la producción de "biodiésel" podría estar en torno a las 550.000 toneladas anuales. Este componente tiene propiedades similares al petróleo y pueden utilizarlo desde maquinarias agrícolas hasta automóviles, sin necesidad de realizar modificación alguna en el motor. Por ello algunos fabricantes han homologado ya sus vehículos para poder utilizar este producto.
Una de las principales ventajas de este tipo de combustible, como el "biodiésel" o el "bioetanol", es que no emite ni azufre ni cloro. Además, tiene una emisión neutra de dióxido de carbono (C02) —el principal causante del efecto invernadero—, porque, según la IDAE, las plantas consumen en su crecimiento la misma cantidad de dióxido de carbono que la que expulsa el "biodiésel". Esto supondría una reducción de 138.000 toneladas al año en emisión de CO2 respecto al gasóleo convencional.
El sistema de recogida de aceite consistirá en unos bidones de plástico herméticos que se dejarán en restaurantes y hoteles. Posteriormente, un camión pasará a recogerlos y llevarlos hacia la planta para su procesamiento. El biocombustible generado irá destinado en principio a autobuses y coches oficiales de empresas municipales de transporte de la zona. Por el momento, no está prevista su distribución en gasolineras.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...