Indemnizar por el precio real, no el venal

La Audiencia Provincial de Sevilla ha dictado una sentencia que crea un precedente muy interesante. Ha condenado a una aseguradora a pagar el valor real de un coche asegurado, y no sólo el venal, como se hace habitualmente.
-
Indemnizar por el precio real, no el venal
Indemnizar por el precio real, no el venal

Esto supone que el propietario tiene derecho a ser indemnizado con un coche de idéntico valor al siniestrado (o su equivalente en dinero) y no sólo a recibir el valor venal, que es un cálculo medio aproximado que no tiene nada que ver con lo que realmente vale el coche, sino que se calcula en función de la edad del vehículo, no de su estado real.

Según informa la Agencia EFE, la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Sevilla ha entendido que “el importe de la reparación de los daños que presentaba el coche supera en mucho el valor de su posible venta”, con lo que la elección entre una u otra opción no “puede quedar al arbitrio” del causante del accidente ni de su aseguradora.

<

p> En el caso juzgado en Sevilla, el afectado sufrió un accidente en el que el coche fue declarado “siniestro total”. En teoría, la aseguradora debería indemnizarle con el valor venal, que era de 1.021 euros. En cambio, el asegurado se gastó 1.502 euros en comprar un vehículo similar al siniestrado, con lo que reclamó la diferencia a la empresa.

Los jueces han destacado que “la diferencia de precio no significa, necesariamente, que las características del coche comprado sean superiores a las del otro, pues difícilmente puede encontrarse en el mercado un vehículo de similares características al siniestrado y que cubra sus necesidades” (el coche perdido tenía más de 11 años de antigüedad).
Ante esta situación, la sentencia aclara que es necesario “dejar indemne al perjudicado, colocándolo en la misma situación que tenía con anterioridad, de forma que los objetos dañados vuelvan a prestarle la misma utilidad o servicio”. La Audiencia rechaza que se trate de un “enriquecimiento injusto” por parte del perjudicado.

La misma Audiencia de Sevilla ha negado una indemnización mensual por retirada de carné a un hombre que conducía borracho. El infractor, que se saltó un semáforo en rojo y arrolló un ciclomotor, reclamó a su aseguradora que le indemnizase con los 1.141 euros mensuales que su seguro estipula en casos de retirada de carné.

Pero la aseguradora se ha negado a pagarle, alegando que el seguro “no cubre un riesgo originado por una conducta dolosa del asegurado”. La Audiencia de Sevilla ha dispuesto que la aseguradora tiene razón y ha decidido que el conductor ebrio no reciba su indemnización.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...