La UE cree posible reducir a la mitad el número de muertes en carretera

Más que en una guerra o por una epidemia. Cada año, mueren 40.000 personas en las carreteras europeas. Sin embargo, muchos accidentes se podrían evitar. La UE se ha marcado un objetivo: de aquí a 2010, reducirán a la mitad el número de víctimas de tráfico.
-
La UE cree posible reducir a la mitad el número de muertes en carretera
La UE cree posible reducir a la mitad el número de muertes en carretera

España y Francia son de los países más castigados en Europa por los accidentes de tráfico. En el otro lado de la balanza, figuran países como Reino Unido y Suecia, cuyas tasas de siniestralidad son considerablemente inferiores a las del resto de estados comunitarios. Fijándonos en estos últimos, según Loyola de Palacio, comisaria europea de Transportes, "nos damos cuenta de que podríamos reducir a la mitad el número de muertos". ¿Cómo? Trabajando de forma conjunta.

La Comisión Europea -el Ejecutivo comunitario- se ha marcado un objetivo que, observando los casos de Reino Unido y Suecia, no parece nada utópico: quieren reducir a la mitad de aquí al año 2010 el número de muertes que se producen en las carreteras de la UE.

Si tenemos en cuenta que cada año mueren más de 40.000 personas y 1,7 millones resultan heridas, dejando unas pérdidas de más de 160.000 millones de euros, la tarea se presenta necesaria: "es una tragedia" que "no nos puede dejar indeferentes", ha asegurado De Palacio.

La UE tiene ante sí tres campos distintos de actuación: mejorar el comportamiento de los conductores, aumentar la seguridad de los vehículos y reforzar las infraestructuras.

Los "delincuentes al volante" -como ya son bautizados algunos conductores por sus actitudes temerarias- preocupan tanto a países como Francia que han decidido endurecer sus normas y llevar a la cárcel a los que pongan en peligro la vida de los demás. Sin embargo, otros países no siguen esta política de mano dura.

La Unión Europea quiere armonizar criterios y, a la vez, sanciones. Ahora mismo, el territorio comunitario es una especie de reino de taifas en materia de tráfico: diversidad de límites de velocidad o alcoholemia y pluralidad de multas se han convertido en auténticas barreras entre estados.

Loyola de Palacio también ha abogado por "vehículos más seguros". Quiere que se generalicen los sistemas de retención para niños (un estudio presentado hace unos días por el RACC demostraba que en nuestro país la mitad de los niños viajaban de manera incorrecta) y se incluyan cinturones de seguridad en los autobuses.

Los GPS y sistemas de navegación empiezan a ser considerados elementos fundamentales para la seguridad. Así, la UE promoverá su uso.

Las infraestructuras también -a juicio de la comisaria europea- deben ser revisadas. Por eso, proponen una auditoría de las carreteras para que no haya tantas diferencias entre los diferentes estados.

En la actualidad, existe una especie de estudio independiente de las vías comunitarias: el Euro-RAP (un programa que pretende funcionar como el EuroNCAP, los prestigiosos tests de choque de los automóviles). En su primer informe -elaborado el año pasado-, nuestro país, más en concreto Cataluña, no salió demasiado bien parado: han detectado que circular por una autopista o autovía catalana es 5 veces más peligroso que hacerlo por una en Suecia o en Inglaterra, precisamente los países que la UE pone de ejemplo.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...