La Policía descubre tarjetas falsas para aparcar en zonas restringidas

No son delincuentes habituales, pero falsifican tarjetas de residente para aparcar en las denominadas “zonas verdes” de Madrid. Sin embargo, desconocen que las penas a este delito pueden ser incluso de prisión. La Policía Municipal ha descubierto que numerosos comerciantes y vecinos de la capital están poniendo en práctica este curioso fraude.
-
La Policía descubre tarjetas falsas para aparcar en zonas restringidas
La Policía descubre tarjetas falsas para aparcar en zonas restringidas

A tenor de los últimos informaciones, un buen número de conductores madrileños parece haber encontrado una salida a las tremendas dificultades que padecen a diario para encontrar aparcamiento en la capital. La solución consiste en falsificar las tarjetas de residentes para poder aparcar en las denominadas zonas SER (Servicio de Estacionamiento Regulado).

Para ello, según los primeros casos detectados, tan sólo hay que conseguir una tarjeta original de cualquier vecino, escanearla y modificar el número de matrícula del vehículo para el que ha sido concedida. Así de sencillo.

Sin embargo, la Policía Municipal -que ya ha requisado 100 tarjetas falsas en lo que va de año- ha lanzado una seria advertencia a quienes pretendan imitar esta práctica: que no se lo tomen a broma, porque las consecuencias pueden ser muy importantes.

Teniendo en cuenta las sentencias judiciales sobre fraudes similares detectados durante el funcionamiento del antiguo sistema “ORA”, las multa podrían oscilar entre el pago de seis euros al día durante tres meses por delitos de estafa continuada, prisión de tres a seis años por delito de falsificación de documento público, o de seis meses a cuatro años por estafa superior a 300 horas.

A pesar del importante número de tarjetas que ha requisado, la Policía Municipal ha descartado, por el momento, que las falsificaciones sean obra de bandas organizadas de delincuentes. En la mayoría de los casos, los culpables del delito son comerciantes o empleados que tiene su lugar de trabajo cerca de zonas restringidas y reproducen las tarjetas para aparcar en lugares próximos.

Un portavoz de la Policía ha señalado que los agentes detectan la mayor parte de las copias falsas “por el relieve o algún detalle extraño”, que a primera vista podría pasar inadvertido para todo el mundo menos para quien esté acostumbrado a ver estas tarjetas. Precisamente, de esta tarea se encargan más de 300 controladores que, aunque tienen potestad para denunciar, deben avisar a los agentes locales en el caso de que la grúa tenga que retirar un vehículo.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...