Los 10 mejores coches de la historia de James Bond 007

A lo largo de 53 años y 24 películas, la franquicia James Bond 007 ha contado con un gran puñado de coches protagonistas. Estos son los más espectaculares.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Los 10 mejores coches de la historia de James Bond 007
Los 10 mejores coches de la historia de James Bond 007

Aston Martin DB10 (Spectre, 2015)

Aston Martin DB10

Es el último superdeportivo británico del agente secreto 007 en Spectre, película estrenada el pasado 26 de octubre en Reino Unido. Daniel Craig, su protagonista, ha tenido en sus manos la última joya de Aston Martin, el DB10, desarrollado en especial para el film. No lo veremos en los concesionarios, pero sí sus rasgos de diseño, que sentarán las bases de los futuros superdeportivos de la marca alada.

 

Jaguar C-X75 (Spectre, 2015)

Jaguar C-X75

Si el DB10 será pilotado por James Bond, este también espectacular Jaguar C-X75 será uno de los coches que perseguirá al agente secreto inglés. El superdeportivo de Jaguar será gran protagonista en una de las secuencias de persecución más logradas de Spectre por las calles de Roma.

 

Aston Martin DB5 (Skyfall, Casino Royale, Goldeneye, Thunderball,…)

Aston Martin DB5

Es el coche más utilizado en la saga James Bond. Al Aston Martin DB5 lo hemos visto desde las primeras películas (‘Goldfinger’ en 1964 o ‘Thunderball’ en 1965), pasando por los films protagonizados por Pierce Brosnan (‘Goldeney’ en 1995 o ‘Tomorrow never dies’ en 1997), hasta la era Daniel Craig (‘Casino Royale’ en 2006 o ‘Skyfall’ en 2012). Su fabricación tuvo lugar entre 1963 y 1965. ¿Quién no conoce el DB5?

 

Aston Martin DBS V12 (Casino Royale, 2006, y Quantum of Solace, 2008)

Aston Martin DBS V12

El heredero del Aston Martin Vanquish S como vehículo de representación de la marca británico hizo aparición doble en las primeras películas de la era Daniel Craig como James Bond. Bajo el capó: un V12 6.0 con 510 CV de potencia. Su aceleración de 0 a 100 km/h (en apenas 4,3 segundos) y sus prestaciones son perfectas para las persecuciones, como la que protagonizó en Quantum of Solace frente a dos Alfa Romeo 159.

 

Aston Martin Vanquish (Die Another Day, 2002)

Aston Martin Vanquish

También con motor V12, el mítico Vanquish estaba dotado de varios cohetes en la parte delantera y con la capacidad de camuflarse. En el recuerdo, la persecución protagonizada por Pierce Brosnan encarnando a 007 frente al Jaguar XKR de su enemigo Zao.

 

Jaguar XKR (Die Another Day, 2002)

Jaguar XKR

Lo mencionábamos antes: en el film estrenado en 2002, el Aston Martin Vanquish y el Jaguar XKR fueron los coches protagonistas de ‘Die Another Day’. Su color verde, su ametralladora incorporada, la posibilidad de disparar cohetes desde la parrilla frontal, bombas de mortero o pequeños misiles desde la puerta, son inconfundibles.

 

Ford Thunderbird (Die Another Day, 2002, y Thunderball, 1965)

Ford Thunderbird

Pasamos ahora a los superdeportivos sin acento británico de la saga James Bond. Este mítico vehículo, el Ford Thunderbird, con ADN cien por cien americano hizo sus pinitos en varias de las películas de la franquicia, como ‘Die Another Day’ en 2002 o ‘Thunderball’ en 1965, este último con Sean Connery encarnando al agente secreto.

 

Ferrari F355 (Goldeneye, 1995)

Ferrari F355

Con sabor italiano, el Ferrari F355 fue uno de los coches de la película ‘Goldeneye’ del año 1995, conducido por la villana y piloto de cazas rusa Xenia Onatopp. El superdeportivo transalpino se fabricó entre 1994 y 1999 con un motor V8 de 380 CV. Los faros escamoteables en el frontal son uno de sus signos de identidad.

 

BMW Z3 (Goldeneye, 1995)

BMW Z3

El descapotable alemán marcó un antes y un después en la saga James Bond. ¿Por qué? Pues porque fue el primer vehículo no británico que protagonizó junto a 007 una de sus películas. Fue en ‘Goldeneye’ con Pierce Brosnan a la cabeza. Tenía misiles integrados tras sus faros, sistema de frenos adicional mediante un paracaídas y con un radar-escáner en el salpicadero.

 

Lotus Esprit S1 (The spy who loved me, 1977)

Lotus Esprit S1

Es uno de los dos coches, junto al Aston Martin DB5, más reconocibles de la franquicia James Bond 007. Inolvidable el Lotus Esprit S1 capaz de convertirse en submarino en la película de 1977 ‘The spy who loved me’, con Roger Moore en las carnes del agente secreto. Entre sus armas secretas disponía de un spray de cemento, misiles tierra-aire, torpedos y minas acuáticas.

 

Otros vehículos de la saga 007

Desde el Ford Anglia de la primera película (Dr No, 1962), innumerables vehículos de incontables marcas han participado en la saga James Bond 007. Estos son algunos de ellos: Maserati biturbo, Chevrolet Corvette, Audi, Rolls-Royce, Renault Fuego Turbo, Dodge, Alfa Romeo GTV6, Mercedes 250 SE, Willys Jeep, Range Rover Convertible, Peugeot 504, Ford Mustang, Mercedes 600 de 1969, Toyota 2000 GT, Citroën Traction Avant, Plymouth Savoy, Sunbeam Alpine S,…

 

- También te puede interesar:

Aston Martin DB10, el nuevo coche de James Bond 007.

Los coches de Jaguar-Land Rover del film Spectre de James Bond.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...