Gasolina y diésel baratos o low cost: ahorro, dónde están las gasolineras y ¿es malo para mi coche?

Eterno debate en las charlas con amigos y en los foros: ¿es malo el combustible barato o low cost? Te contamos dónde está el ahorro y las gasolineras más baratas.
Gasolina y diésel baratos o low cost: ahorro, dónde están las gasolineras y ¿es malo para mi coche?
Foto: Cordon Press

Las recientes subidas en los precios del combustible están provocando que algunos conductores se piensen dos veces lo de subirse al coche, pisar de más el pedal del gas o echar combustible en la estación más cercana a casa. Y es que las gasolineras low cost han visto aumentar sus ventas en los últimos días, con un trasbase de clientes que buscan ahorrarse unos euros en cada depósito de diésel o gasolina.

Publicidad

El precio del Barril de Brent lleva días experimentando subidas y bajadas que, pese a todo, mantienen una línea de ascenso que volverá a tener su repercusión en los próximos días, encareciendo un producto que no ha dado tregua desde antes del invierno, acumulando varios meses de ascenso.

Se denominan gasolineras low cost a aquellas que ofrecen precios de varios céntimos por debajo de las petroleras que conocemos “de toda la vida”. Este tipo de estaciones suelen situarse en centros comerciales o junto a polígonos industriales, pero tampoco es raro verlas junto a la carretera, como una estación de servicio más.

¿Cómo consiguen que sea más barato el combustible?

Está claro que dos empresas no pueden ser rentables si ofrecieran el mismo producto a precios muy distintos, por lo que en algún sitio tiene que estar el “truco”. Y una de las principales diferencias consisten en qué entiende por producto el propio consumidor, más allá del propio carburante, del que hablaremos más adelante.

¿Qué esperas de una estación de servicio? Algunas de ellas no tienen personal ni grandes instalaciones, apenas un surtidor y un espacio de pago en el que tú mismo repostas el coche y pagas con tarjeta. El ahorro en personal es evidente, pero también en la tienda que suele acompañar a otras estaciones, el mantenimiento es mínimo y los gastos de luz o agua casi inexistentes. Todo ello permite a la empresa reducir el precio del combustible.

Otro de los lugares donde suelen aflorar este tipo de gasolineras es en los centros comerciales. Allí, la estación de servicio suele ser propiedad del mismo lugar donde realizas la compra del mes, por lo que pueden ajustar sus precios u ofrecer grandes campañas de ahorro ya que tienen estudiado que la mayor parte de los clientes provienen del centro comercial y lo que dejan de ganar por un lado lo recuperan por el otro.

Gasolina y diésel barato o low cost: ahorro, dónde están las gasolineras y ¿es malo para mi coche?

Ejemplo de una gasolinera low cost sin empleados

Combustible low cost: ¿la misma calidad?

Y llegamos a uno de los grandes temas del mundo del automóvil, uno de esos que no pasan de moda. Gasolina barata: ¿es fiable? ¿es de calidad? ¿nos están engañando? Y continúa con un “yo he echado sólo gasolina barata y ya le he hecho 400.000 kilómetros al coche” o “yo probé un tiempo y al poco tuve que cambiar los inyectores. Nunca más”.

Lo cierto es que la gasolina y el diésel que se vende en una estación de servicio u otra es el mismo. Sí, el combustible que compramos con 10 céntimos de diferencia por litro es el mismo en su base, aunque no todos llevan los mismos aditivos. Ahí reside la diferencia.

Los combustibles que encontramos en las gasolineras es distribuida en su totalidad por CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos). Para llevarlo a cabo, todos los centros repartidos por España reciben el carburante en las mismas condiciones, se establecen unos exámenes en los que se determina su calidad y se comprueba que cumpla con los niveles mínimos exigidos por ley. A partir de ahí, CLH distribuye el combustible a todas las estaciones de servicio.

Donde las compañías tradicionales ponen mayor énfasis es donde reside la diferencia en el precio: los aditivos. Los añadidos que las estaciones de servicio incluyen a la gasolina permiten eliminar algunas impurezas, facilitando el funcionamiento del motor y mejorando la vida útil de este. Además, con ellos también se podrá conseguir un extra de potencia, en el caso de que los queramos con mayor octanaje. Son, por tanto, combustibles más eficientes.

Publicidad

En resumen, una gasolina barata no va a estropear el motor del coche, ya que cuenta con los estándares mínimos de calidad exigidos por ley, pero sí es cierto que la vida útil del mismo sí podrá alargarse con el uso de combustibles más caros. La pregunta es: ¿hasta qué punto merece la pena la inversión?

Gasolina y diésel barato o low cost: ahorro, dónde están las gasolineras y ¿es malo para mi coche?

Papel, boli, calculadora... y apuntar todos los gastos

¿Cómo calculo el gasto?

Conseguir la eficiencia real de un combustible y de los kilómetros que podemos realizar con él es muy complicado en la vida real. Lo ideal sería hacer un estudio en un laboratorio, donde el coche pueda rodar sobre rodillos a velocidad constante durante el mismo tiempo y, así, comprobar en las mismas condiciones cuántos kilómetros se hubieran completado.

En una carretera real es mucho más complicado, aunque los sistemas de control de crucero han facilitado la tarea en gran medida. Si tienes la suerte de moverte de manera habitual en unas condiciones con poco tráfico por autovía podrás calcular cuánto te ha dado de sí el último llenado del depósito.

Publicidad

Así, con lápiz, papel y calculadora puedes echar cuentas de los kilómetros que has realizado con la última cantidad de combustible o, en el peor de los casos, sacar la media de gasto. De una manera o de otra, anota los kilómetros en el momento de llenar el depósito y la cifra final cuando salte la reserva. Prueba los dos combustibles en situaciones muy parecidas y saca tus propias conclusiones.

Gasolina y diésel barato o low cost: ahorro, dónde están las gasolineras y ¿es malo para mi coche?

Las aplicaciones para el móvil nos permiten ahorrar unos euros en vacaciones

¿Dónde encuentro la gasolina más barata?

Y si lo que buscas es ahorrar unos euros siempre que eches gasolina y olvidar con qué empresa puedes realizar más o menos kilómetros y tener que realizar un examen exhaustivo anotando un buen puñado de cifras cada vez que rellenemos el depósito, hay maneras muy sencillas de conseguirlo.

Geoportal: El Geoportal del Ministerio para la Transición Ecológica ofrece los precios de todas las estaciones de servicio actualizados a diario. Con él puedes buscar la estación de servicio más barata o la que más te interese en función de la ruta a realizar. Del mismo modo. Puedes establecer rutas en el que se mostrará el precio de todas las gasolineras que aparezcan en un radio que puede variar por el conductor.

Aplicaciones para el móvil: Si, por el contrario, prefieres desentenderte hasta el momento en el que toque una parada. Aplicaciones como Gasall o Gasolineras Baratas te permiten encontrar las estaciones de servicio cercanas por ubicación, establecer rutas y conocer los precios de todas ellas.

Publicidad

Comparadores: En Internet también puedes encontrar un buen número de comparadores con los que encontrar las gasolineras más baratas. El último en llegar ha sido el del ABC, con el que encontrar las opciones a mejor precio y las más caras con un solo golpe de vista.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...