Ford Flex

Llegará al mercado norteamericano durante el verano de 2008 como alternativa de lujo a los modernos crossover. Según anuncia la propia marca, el Flex establece nuevos criterios en materia de diseño, comodidad y flexibilidad, con una estética llamativa y un interior enorme.
-
Ford Flex
Ford Flex

El Ford Flex pretende continuar el éxito obtenido con los SUV en los años 90 y los minivans en los años 80 en el mercado norteamericano. Para ello mantiene algunas características conocidas en los modelos Taurus X y en el Edge.

Su diseño exterior, que recuerda en gran medida a otros modelos de la marca británica hermana, se caracteriza por la parrilla delantera con barras cromadas, las grandes ventanillas laterales, la inclinación del parabrisas delantero o los llamativos pilares del techo que separan la carrocería de este elemento. También son muy llamativas las llantas de aleación de 18 ó 19 pulgadas en acabado cromado o la altura de los asientos, que permite acceder o salir del vehículo sin necesidad de “escalar”. Toma algunos elementos conocidos del Edge, también en terminación cromada, como el portón posterior o los grupos ópticos formados por conjuntos de diodos LED.

En el interior del modelo se recurre a texturas nuevas, formas limpias y diáfanas que permiten una mayor sensación de espacio y luminosidad. Detalles como las plazas traseras agrupadas es filas de dos en dos y tapizadas en piel microperforada, el sistema de refrigeración de bebidas con capacidad para 12 latas -un cuarenta por ciento más rápido que uno doméstico-, el techo panorámico, las luces de ambiente programables en diferentes colores, el sistema de comunicaciones con control de voz o el sistema de sonido con disco duro y con capacidad para almacenar hasta 150 horas de música son algunos de los detalles que hacen más cómoda la vida a bordo del Flex.

El silencio a bordo es una de las prioridades del modelo de Ford, que emplea luna delantera de 6 mm de espesor y neumáticos de baja humorosidad.

Para el apartado dinámico se ha optado por un V6 de gasolina de 3.5 litros de capacidad y 260 CV, asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades y a un sistema de tracción total “inteligente” capaz de repartir el par a cada eje.

En materia de seguridad también se han empleado elementos de última tecnología, como el sistema de control de estabilidad con sensores longitudinales y transversles, airbags frontales, laterales y de cortina para las tres filas de asientos, sistema de monitorización de presión de los neumáticos, cámara de visión posterior con visualización en la pantalla del navegador, etc.

Galería relacionada

FordFlex_ab

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...