El patinete eléctrico, en el ojo del huracán: lluvia de multas en Barcelona

Los patinetes eléctricos están en el punto de mira. Tras la retirada de las empresas de alquiler en Madrid, hemos conocido que las multas se han multiplicado en Barcelona.
El patinete eléctrico, en el ojo del huracán: lluvia de multas en Barcelona
El patinete eléctrico, en el ojo del huracán: lluvia de multas en Barcelona

Un nuevo medio de transporte con una demanda exponencial y una normativa que se ha tenido que adaptar a marchas forzadas. Era de esperar que los conflictos con los patinetes eléctricos se multiplicaran. Tras la decisión de Madrid de sacar a los de uso compartido de la ciudad, al menos temporalmente, hemos conocido que las multas relacionadas con un mal uso del mismo se han multiplicado en 2018.

Tal y como ha informado Ricardo Salas, intendente de la Guardia Urbana de Barcelona, las multas por el mal uso de los patinetes eléctricos en 2018 han aumentado en 3.000 denuncias. De ellas, la mayoría se han interpuesto a los usuarios y, de éstas, la mayoría se han producido por no llevar casco.

Tal y como ha recordado Salas, en Barcelona, los patinetes tienen prohibido circular por las aceras y por aquellos carriles bici que discurran por las mismas sólo pueden hacerlo a un máximo de 10 km/h. Tampoco pueden moverse por aquellas vías limitadas a 30 km/h.

Hechos que han disparado las denuncias, junto al uso del teléfono móvil, no respetar los semáforos o superar la tasa de alcoholemia. Del mismo modo, las empresas también han acumulado un buen puñado de denuncias en los últimos meses. En la mayoría de casos, los usuarios han sido castigados con cantidades que van de los 100 a los 500 euros.

Publicidad

Patinetes compartidos, fuera de Madrid

Los datos ofrecidos por la Guardia Urbana de Barcelona coinciden con la orden del Ayuntamiento de Madrid de retirar todos los patinetes eléctricos de uso compartido que estaban incumpliendo la nueva ordenanza de movilidad de la ciudad.

En concreto, el consistorio madrileño se acoge a que estos servicios tienen que dejar claro desde dónde empiezan y terminan los trayectos de los patinetes, por lo que quieren obligar a las empresas que el alquiler no pueda empezar ni terminar en vías donde no esté habilitado su uso, como calles con más de un carril por sentido (y por tanto limitadas a más de 30 km/h) o calles peatonalizadas. Así, el Ayuntamiento quiere dificultar un uso incorrecto de los mismos.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Seat pone en marcha, a través de XMOBA, un elevado número de iniciativas adelantándos...