Cuándo es delito el exceso de velocidad y otras penas graves de la DGT

Hay conductas de tráfico muy graves consideradas como delitos por la DGT con penas de hasta 5 años de prisión. Conducción temeraria, excesos de velocidad, alcohol y drogas al volante… Atento a estas sanciones.
Jordi Moral
Cuándo es delito el exceso de velocidad y otras penas graves de la DGT
Cuándo es delito el exceso de velocidad y otras penas graves de la DGT

Toda conciencia en materia de tráfico y seguridad vial es poca. Por eso, la DGT vuelve a recordarnos a través de un gráfico muy ilustrativo cuáles son algunas de las sanciones más graves y que más penas pueden generar al volante, para que todos seamos conscientes al menos de lo que pueden costar ciertas imprudencias que, en muchos casos además, terminan trágicamente y con el fallecimiento de personas inocentes en carretera. Basta ya de muertes evitables en carretera.

Publicidad

Para ello, la DGT divide algunas de estas sanciones por su tipología, tal y como puedes ver en el gráfico que te mostramos más abajo. El exceso de velocidad, sin duda, es una de las sanciones más habituales en carretera, pero debes saber además que superar en 60 km/h la velocidad máxima permitida en vías urbanas, o en 80 km/h en interurbanas, se considera ya delito con penas de prisión de entre 3 a 6 meses, además de multa o hasta 90 días de trabajos en beneficio de la comunidad y la pérdida del carné de conducir por un período de entre 1 y 4 años.

Por su parte, conducir bajo la influencia de drogas, sustancias psicotrópicas o del alcohol, siempre que la tasa en aire espirado sea superior a 0,60 mg/l, también puede acarrear penas de cárcel de hasta 3 meses, además de multas, trabajos en beneficio de la comunidad o pérdida del carné de conducir durante un máximo de 4 años. Además, debes saber que también está penado con hasta 1 año de cárcel negarse a someterse a las pruebas de alcohol y drogas.

En cuanto a los delitos de conducción temeraria, en función a si es manifiesta por excesos de velocidad o alcohol, si es con desprecio manifiesto a la vida de los demás o sin haber puesto en riesgo la vida de terceros, las penas oscilan entre 6 meses y 5 años de prisión, además de importantes multas y pérdidas del carné de conducir por un mínimo de 1 año y hasta 10, con opción incluso de requisa del vehículo.

Acciones consideradas como de grave riesgo para la circulación pueden terminar en penas de prisión de 3 a 6 meses, mientras que conducir sin carné (tanto por pérdida de vigencia como por no haberlo obtenido nunca) puede suponer entre 6 meses y 2 años de cárcel.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...

Con lo mejor de un vehículo eléctrico y de uno tradicional de combustión, el coche hí...