¿Sufrió el coche de Reyes un reventón a 237 km/h? Por qué es importante llevar los neumáticos en buen estado

Las primeras investigaciones del accidente de José Antonio Reyes anticipan que el coche podría haberse salido de la vía por la combinación de la alta velocidad y el reventón de una rueda.
¿Sufrió el coche de Reyes un reventón a 237 km/h? Por qué es importante llevar los neumáticos en buen estado
¿Iba el coche de Reyes a 237 km/h? ¿El accidente ocurrió por el reventón de una rueda?

La noticia trágica del fin de semana llegó con el accidente de José Antonio Reyes, jugador de fútbol sevillano, que acabó con su vida, la de un familiar y dejó en estado grave a un tercero. Su fallecimiento, tras el incendio del Mercedes Brabus S550 de 380 CV, está siendo investigado por la Guardia Civil.

Publicidad

El atestado, según Mundo Deportivo, recoge que el vehículo circulaba a 237 km/h, pero que el verdadero detonante de su salida de la vía fue un reventón en una de sus ruedas. Esto provocó que el conductor perdiera el control, golpeara contra unos bloques de obra y acabara volcando fuera de la carretera.

¿Iba el coche de Reyes a 237 km/h? ¿El accidente ocurrió por el reventón de una rueda?

Comprobar las presiones es esencial para evitar accidentes

La importancia de comprobar las presiones de las ruedas

El accidente de José Antonio Reyes es el vivo ejemplo de por qué hay que comprobar la presión de los neumáticos de forma regular. Recordemos que las gomas son la única parte de nuestro automóvil que se mantiene en contacto con el suelo y que mantenerlas en buen estado es esencial para evitar accidentes.

Además de comprobar que el desgaste del neumático no supera los mínimos legales (1,6 mm, aunque se recomienda no bajar de 3 mm) las presiones son esenciales para evitar que un reventón nos lleve a tener un accidente. Este tipo de situaciones pueden ser fatales si se circula con exceso de velocidad, pero también si lo hacemos por autovía a 120 km/h o en una secundaria a 90 km/h.

Publicidad

Por ello, comprueba cada dos meses (como máximo) el estado de los neumáticos y sus presiones. Éstas deben mantener los niveles señalados por el fabricante del vehículo, nunca ser superiores o inferiores, ya que estaremos alterando su funcionamiento. Para que la prueba sea correcta, hazla en la gasolinera más cercana a tu domicilio para que las gomas estén frías y nunca con el maletero lleno.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Con las últimas novedades en su gama, el Ford EcoSport se muestra como una de las opc...

La tecnología de vanguardia y el toque magistral de los expertos “takumi” dan como re...

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponem...

El Lexus ES 300h llegó a Europa con ganas de triunfar. La nueva berlina híbrida de la...