Capós: la seguridad, por delante

Los atropellos han causado 9.300 muertes el año pasado en Europa. Diferentes organizaciones han exigido a la Unión Europea que tome una serie de medidas para evitar esta cifra escandalosa. La UE tiene previsto aprobar una directiva que obligue a todos los fabricantes a someter a sus vehículos a una serie de pruebas que demuestren que poseen capós poco agresivos para el peatón. Hasta ese momento, los expertos calculan que mensualmente mueren 175 personas, que, de existir un rediseño de los capós, se salvarían.
-
Capós: la seguridad, por delante

En España murieron durante el año pasado 1.062 personas, entre ciclistas y peatones, por atropello en el transcurso de unos 14.000 accidentes. El 85 por ciento de los peatones víctimas de accidentes de tráfico lo son en la ciudad y el 15 por ciento restante lo es en las carreteras interurbanas. Según el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), una de las más importantes asociaciones de automovilistas en la Unión Europea, un 11,5 por ciento (292) de las 1.062 personas fallecidas se podrían haber salvado si los coches actuales contaran con un diseño más seguro.

En los Estados Unidos se producen anualmente entre 5.000 y 6.000 muertes por atropello, mientras que el número de heridos por esta causa se eleva a cerca de los 80.000. Las edades críticas se sitúan en las personas entre 10 y 15 años y aquellos que superan los 65 años. Destaca la circunstancia de que el número de accidentes que afecta a niños es superior al que sufren las personas mayores, pero es mayor el número de ancianos que fallecieron. Otros datos de interés indican que viernes y sábado son los días más peligrosos y que las intersecciones son los lugares más inseguros, sobre todo en un giro a la derecha, ya que el 40 por ciento de los atropellos se dan en esta zona.

En EE.UU. hay un organismo estatal, la National Highway Traffic Safety Administration (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, NHTSA), que ha realizado varias investigaciones al respecto. Sus pesquisas han demostrado que alterando los capós y parachoques de los coches se reduce la dureza del golpe en la cabeza y, por lo tanto, el número de víctimas. La NHTSA ha señalado que, si se aumentara al menos entre cinco y ocho centímetros la distancia entre el capó y el motor, se reduciría de manera considerable el número de heridos en la zona de craneal, donde un impacto tiene más posibilidades de causar la muerte. El estudio también probó que los capós de aluminio eran más flexibles y más capaces de absorber la energía del impacto que los de acero. Un estudio análogo del Instituto Asegurador para la Seguridad en Carretera (Insurance Institute for Highway Safety, IIHS) concluye que prácticamente todas las lesiones de pelvis y pierna son causadas por el propio choque contra el vehículo, no por el posterior encontronazo contra el asfalto. La colisión contra el parachoques causó el 55 por ciento de este tipo de heridas, mientras que el 42 por ciento se produjo al golpear la estructura que está por encima del parachoques. La investigación señala también que los vehículos que tienen el parachoques a una altura de entre 50 y 53 centímetros producen el mayor daño en la zona de la rodilla. Según el IIHS, si los parachoques estuvieran colocados en una posición más baja y fueran de forma rectangular, se reducirían de forma considerable las fracturas pélvicas y de rodilla.

Otra investigación análoga al respecto de la perniciosidad de los capós actuales se ha realizado en Australia. En este país, se analizó el porcentaje de muertos o heridos graves por atropello dependiendo del tipo de vehículo. Los todo terrenos resultaron ser los vehículos más agresivos en caso de atropello, ya que, de 100 accidentes, en el 41,5 por ciento de ellos se produjeron heridos graves o muertos. La cifra es achacable a la agresividad de sus frontales, que suelen estar sobreprotegidos con numerosas defensas, y a la superior altura en la que golpean al peatón. Le siguen en esta fatídica clasificación las furgonetas comerciales, los monovolúmenes y los turismos de lujo.

Las pruebas de seguridad que se realizan a los coches son desarrolladas por varios organismos existentes. En el ámbito de la Unión Europea actúa el Euro NCAP, un organismo encargado de la valoración de los coches más vendidos en Europa. Este organismo cuenta con el apoyo de la Comisión Europea, cinco países de la UE y organizaciones de fabricantes y consumidores de los estados europeos. Euro NCAP ha analizado los daños que puede sufrir un peatón en la mayoría de los coches que están actualmente a la venta. Este organismo puntúa de una a cuatro estrellas el nivel de seguridad de los viandantes ante un choque. A mayor número de estrellas, mayor protección. Ninguno de los vehículos analizados obtiene la puntuación máxima (cuatro estrellas), ni siquiera la segunda mejor. La mayoría obtiene dos estrellas e incluso modelos tan populares como el Renault Clio, el Citroën Xantia o la Serie 5 de BMW obtienen únicamente una estrella.

El gran problema de este tipo de test es que no es obligatorio ni vinculante. No todos los fabricantes ni todos los modelos se someten a ellos y, en caso de malos resultados, nada puede hacerse para lograr la retirada o el rediseño del automóvil.

En este sentido, algunas marcas ya están trabajando para adecuarse a la nueva directiva que se les viene encima. Los casos más valorables son los de Renault, que desde hace unos años trabaja en diseños específicos menos agresivos con el viandante, y los de Honda, que incluye en las pruebas para evaluar la seguridad de sus coches un "dummy" peatón para extrapolar los posibles daños que se causan a los ciudadanos en caso de colisión.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...