Audi, acusada de falsear pruebas y duplicar bastidores en Corea

Un nuevo escándalo sacude a Audi. La Fiscalía de Munich investiga ahora a la marca por haber falsificado durante años el registro de automóviles en los números VIN de Corea del Sur. ¿Por qué?
Autopista.es.

Twitter: @autopista_es -

Audi, acusada de falsear pruebas y duplicar bastidores en Corea
Audi, acusada de falsear pruebas y duplicar bastidores en Corea

Audi no gana en los últimos meses para disgustos. Tras toda la crisis relacionada con el Dieselgate y la última detención por presuntos delitos de encubrimiento y destrucción de pruebas de su máximo dirigente, Rupert Stadler, ahora la marca amanece con un nuevo escándalo en la industria del automóvil: supuestamente, Audi habría falsificado durante años los registros de automóviles en Corea del Sur para poder superar los controles de emisiones contaminantes de muchos coches.

En concreto, la investigación llega ahora directamente desde la Fiscalía de Munich por presunto fraude. Así lo confirma el medio germano Süddeutsche Zeitung, que asegura que Audi, a través de su propia auditoría interna, señalaba ya que “no cubría las regulaciones específicas”, por lo que no podía cumplir con las normativas de homologaciones. Por ello, la compañía habría falseado supuestamente datos en Corea del Sur, duplicando chasis para poder cumplir con las normas y matricular vehículos que no superaban las pruebas.

Según estas mismas informaciones, Alemania acusa e investiga así ahora a Audi por “haber manipulado deliberadamentelos protocolos de pruebas y los números de bastidores de miles de vehículos que fueron vendidos, también “fraudulentamente”, en Corea del Sur. La Fiscalía germana considera probado que la marca engañó a las autoridades locales para obtener de ese modo licencias para poder operar en el país.

La denuncia a Audi apunta, directamente, a tres empleados de la marca, con cargos por debajo de la directiva y sin que ninguno formara o formase parte de su Consejo de Administración. El mismo informe de la investigación señala, según el Süddeutsche Zeitung, que las fábricas de Ingolstadt y Neckarsulm manipularon el kilometraje de los coches, las emisiones y hasta el consumo de carburante para demostrar que sí cumplían con los requisitos que establece la normativa. Supuestamente, Audi habría apuntado de manera errónea el número de bastidor de los coches hasta 18 veces, para enviar los resultados a las autoridades coreanas como paso previo a la aprobación de su venta en el país asiático.

La respuesta de Audi

La Fiscalía, además, acusa a Audi de “no informarla” durante las redadas contra su sede realizadas en marzo del pasado año 2017, cuando ya era investigada por manipulación de emisiones. ¿Y qué responde Audi? Los nuevos dirigentes de la marca de los cuatro aros han asegurado que “no somos conscientes de que los números de chasis se hayan otorgado dos veces. Se supone que identifica de manera única a un coche y que, por ello, se le da una sola vez”.

Corea del Sur es uno de los mercados más importantes del mundo y donde el escándalo de emisiones del grupo VW más incidencia ha tenido. El país, que es uno de los más grandes para el mercado de coches Diesel de Asia, ha venido tomando durante los últimos años medidas muy enérgicas. Varios gerentes de Volkswagen ya fueron acusados de violar las normativas de limpieza de emisiones. Incluso en 2016 se impuso una parada de ventas temporal a casi todos los coches Volkswagen. Nissan, por su parte, también ha tenido investigaciones y acusaciones por los mismos hechos.

También te puede interesar

Seat espera cubrir este descenso en la fabricación con la creación de un segundo turno de producción ante la llegada del nuevo Audi A1 en noviembre.

Fiscales alemanes están investigando a empleados y exempleados del fabricante de automóviles deportivos Porsche, como parte de sus investigaciones sobre las manipulaciones de emisiones dentro del escándalo del Dieselgate.