Un 8 por ciento más rápido, un 48 por ciento más de accidentes

Aumentos de 8 km/h en la velocidad media a la que se circula en un tramo de carretera pueden disparar los accidentes mortales entre un 30 por ciento y un 48 por ciento según el tipo de vía, de acuerdo a diversos trabajos de investigadores que han analizado la relación que existe entre velocidad y accidentes de tráfico.
-
Un 8 por ciento más rápido, un 48 por ciento más de accidentes
Un 8 por ciento más rápido, un 48 por ciento más de accidentes

Aumentos de 8 km/h en la velocidad media a la que se circula en un tramo de carretera pueden disparar los accidentes mortales entre un 30 por ciento y un 48 por ciento según el tipo de vía, de acuerdo a diversos trabajos de investigadores que han analizado la relación que existe entre velocidad y accidentes de tráfico.

Así, un aumento de 8 kilómetros por hora en un tramo de carretera a la que normalmente se circula a 120 kilómetros por hora puede incrementar los accidentes mortales hasta un 30 por ciento y un aumento de 6 kilómetros por hora en ese mismo tramo provoca que los accidentes mortales se disparen un 22 por ciento, según el estudio 'El modelo potencial de la relación entre velocidad y seguridad vial', del Instituto del Transporte Económico de Oslo.

El informe señala que al contrario también ocurre un efecto similar. Es decir, una disminución de la velocidad media de 8 km/h en un tramo de carretera tiene como consecuencia una disminución del 24 por ciento de accidentes mortales, según este estudio que corrobora el denominado modelo potencial, propuesto por el investigador noruego Nilsson.

Este modelo, que ha sido validado también por otro trabajo del Consejo Nacional de Investigaciones de Estados Unidos, predice que un aumento del 1 por ciento de la velocidad media en un tramo, carretera o red viaria, producirá, aproximadamente un aumento del 4 por ciento de los accidentes mortales, del 3 por ciento de los accidentes mortales y con heridos graves y del 2 por ciento de los accidentes con todo tipo de víctimas.

En tramos de carretera secundarias, en donde la velocidad media a la que se circula es menor, los aumentos de la velocidad están relacionados con incrementos aún mayores de la accidentalidad. Así, un aumento de 8 km/h en un tramo de carretera en donde la velocidad media es de 80km/h puede implicar un incremento de los accidentes mortales de 48 por ciento, mientras que una disminución de la velocidad media en ese mismo tramo conllevaría una caída de los accidentes mortales un 34 por ciento.

Según estos estudios, una modificación de la velocidad produce una variación de la frecuencia de accidentes y víctimas en el mismo sentido, de modo que existe una relación consistente entre velocidad y seguridad según la cual cuando aumenta o disminuye la velocidad media de una carretera, el número de accidentes mortales casi siempre aumenta o disminuye.

La DGT considera la velocidad excesiva o inadecuada, junto con el consumo de alcohol y drogas, el principal factor de riesgo de accidentes y ya ha advertido que las próximas medidas que ponga en práctica irán encaminadas a tratar de acabar con los excesos de velocidad, que es un factor concurrente esencial en aproximadamente el 10 por ciento de todos los accidentes y el 30 por ciento de los accidentes mortales.

Febrero no está siendo un mes favorable para la seguridad vial. Hasta el pasado martes, se han dejado la vida en las carreteras 38 personas, un 46,12 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado. Ocho personas murieron y cuatro resultaron heridos graves en dos colisiones frontales en Murcia y Pontevedra.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...