Alemania trae su modelo de trabajo y formación como solución al paro juvenil

Las empresas alemanas expondrán a los empresarios españoles la formación dual (combinación de estudios teóricos y prácticas remuneradas) implantada en su país desde 1969 como solución para frenar el paro juvenil, un modelo bien acogido por las patronales, pero visto con recelo por los sindicatos.

Éste será uno de los temas centrales de la Cumbre hispano alemana que se celebrará mañana en la Moncloa con motivo de la visita de la canciller alemana, Ángela Merkel, a España y en la que participarán más de cien empresas de ambos países.

Compañías como Seat, el grupo Thyssenkrupp o Ferrer defenderán que formarse y trabajar al mismo tiempo en una empresa, sea grande o pequeña, es un modelo que ha generado eficiencia y competitividad a su país, además de buenos datos frente al desempleo juvenil.

Y es que ante el 53 % de paro juvenil en España, el Gobierno y los empresarios están dispuestos a analizar este modelo y ver cómo se podría trasladar al mercado laboral español.

La propuesta es bien acogida desde las patronales que entienden que con el desempleo actual, todas las partes deberán hacer sacrificios.

Fuentes de la CEOE recuerdan que el sistema alemán conlleva 'derechos y obligaciones' por ambas partes, y mientras el empresario debe invertir más para crear talleres profesionales, el joven debe tener en cuenta que el periodo de formación puede prolongarse hasta 10 años, en el caso, por ejemplo, que estudie Derecho.

Indican que la implantación debe adecuarse a las particularidades del mercado laboral español y recalcan que además es necesario un marco educativo estable.

En declaraciones a EFE, el presidente del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio, Manuel Teruel, destaca que la salida de la crisis pasa por incorporar jóvenes al mercado laboral y se muestra 'férreo' defensor del modelo de formación dual.

El Consejo de Cámaras firmará hoy un Convenio de Colaboración con las Cámaras de Industria y Comercio alemanas para implantarlo en España.

Teruel explica que las cámaras deberían jugar un papel importante en tres aspectos: identificar a las empresas que tienen capacidad para dar la formación, señalar a los profesionales dentro de la compañía que pueden ejercer de 'tutores' e incentivar a los jóvenes para vincularse a este modelo.

Asegura que ante el 'sangrante' desempleo juvenil 'todos deberían bajarse de la peana' para invertir en formación, en I D i y aboga por la inversión en estrategia empresarial de futuro y no tanto en investigación de un producto.

'La investigación debe tener un retorno empresarial y en las universidades se debe de innovar no para publicar sino para producir', reitera.

El sistema dual de formación profesional de Alemania está cofinanciado entre empresas y Estado, que además garantiza prestación por desempleo a los jóvenes que tengan este tipo de contratos.

Durante dos o tres días los jóvenes acuden a un centro de enseñanza y otros tres o cuatro a trabajar en una empresa, cobrando un salario medio de 650 euros mensuales, aunque éste puede llegar a los 1.000 euros si la cualificación es más elevada.

Al final de su formación, el joven es empleado en las mismas condiciones contractuales que el resto de trabajadores de la empresa.

Los sindicatos creen que se trata de un modelo de 'difícil' implantación en España, ya que según comenta a EFE el secretario confederal de Internacional de CCOO, Javier Doz, 'hay un abismo en el marco laboral alemán y español'.

En primer lugar se refiere al compromiso de las empresas germanas en invertir en fábricas de formación, y explica que 'los talleres son financiados siempre por el empresario así como los salarios del aprendiz'.

También destaca las inversiones de las administraciones alemanas en I D i, frente a la falta de inversión privada empresarial y hace referencia a los convenios colectivos sectoriales alemanes que regulan la formación profesional en las empresas.

'Sí, es un buen sistema y no sería nada malo, pero antes el Gobierno debe reflexionar sobre los recortes en formación y políticas activas que está haciendo', recalca.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, recalca que no se puede hablar sobre I D i sin reconocer que la inversión pública es necesaria.

Por otra parte, fuentes empresariales alemanas recuerdan que en España ya se han puesto en marcha varios proyectos piloto de formación dual en sectores como la informática y la aeronáutica y 'han funcionado muy bien', aunque subrayan que la empresa debe tener la estructura adecuada para que no se 'utilice mal' al joven aprendiz.