Los nuevos prototipos de Toyota

Líder en tecnologías alternativas, Toyota sigue desarrollando nuevos modos de propulsión que permitan una movilidad completamente limpia y compatible en todas las áreas con el medio ambiente. Pero tampoco olvidan al cliente que busca en el automóvil una expresión de sensaciones y deportividad... sostenible

Los nuevos prototipos de Toyota
Los nuevos prototipos de Toyota

A pesar de unas infraestructuras de apoyo al coche eléctrico en fases primarias, este tipo de automóvil también está en los planes de Toyota. En concreto, Toyota ve viable  a corto plazo el coche eléctrico urbano para distancias cortas, como la alternativa más realista y válida frente al utilitario convencional.


El urbanita iQ ha servido de punto de partida para desarrollar, lo que será el primer coche eléctrico de Toyota, que a partir de 2012 estará a la venta bajo la modalidad de compra por leasing.


En el pliego de condiciones, se exigió que la transformación a coche eléctrico del iQ debería respetar sus cualidades prácticas como utilitario. Para ello, se ha desarrollado una batería de ion de litio de alta densidad energética que ocupa muy poco espacio; se ubica bajo el piso de la carrocería y no invade el habitáculo ni el maletero. De esta manera, el iQ eléctrico seguirá ofreciendo en su recortada carrocería de 3 metros de longitud, cuatro plazas.


El motor eléctrico se ubica en el vano delantero y deberá tener una autonomía media mínima de 100 kilómetros. El iQ eléctrico se ha dejado ver en el Salón de Ginebra de 2011, en fase de prototipo, como las unidades que están rodando por Europa para su configuración definitiva.

Pero Toyota no sólo trabaja en el coche alternativo para el desplazamiento diario individual de las personas. Bajo las siglas GRMN, ha desarrollado un modelo descapotable biplaza con un grupo propulsor híbrido que simboliza la deportividad y el placer de conducir. El GRMN dispone de un motor de gasolina en posición central, la configuración más pura del coche deportivo sin concesiones, y dos motores eléctricos, cada uno ubicado en cada eje del GRMN. De esta manera, la propulsión es a las cuatro ruedas, una connotación más de la deportividad buscada por este híbrido de altas prestaciones.


En total, sus motores ofrecen una potencia combinada de 299 CV. El GRMN pesa sólo 1.500 kilos y demuestra que la tecnología híbrida está lista para proponer modelos deportivos igualmente compatibles con el medio ambiente.


Antes, Toyota materializará un nuevo vehículo deportivo con tecnología tradicional de máxima efectividad y eficiencia energética. La marca japonesa quiere rememorar los éxitos y las vivencias de su recordado Celica y bajo el nombre en clave FT-86, ha desarrollado un coche de ensueño. Compacto de medidas, estructura ultra rígida, ligero, bajo centro de gravedad, propulsión trasera… dinámicamente la base del FT-86 recibe todos los mimbres para convertirse en un deportivo de referencia.


Su motor viene de la marca asociada Subaru, un bloque boxer que por su diseño (bajo dentro de gravedad, compacto y ligero) se adecua mejor a la dinámica del FT-86. Toyota ha trabajado sobre el motor Subaru dotándole de un sistema de inyección directa para mejorar su entrega de potencia y par y reducir el consumo de combustible. De seis velocidades serán las dos cajas de cambio que dispondrá el FT-86, manual o automática.

Los mejores vídeos