La Fórmula E dispuesta a superar a la F1

Alejandro Agag, Alex para los amigos, ha vuelto a tomar las riendas de la situación con acierto en un momento delicado para los deportes de motor. Impulsa un ajuste económico con el apoyo de todos los fabricantes.

José Mª Rubio

La segunda generación de la Fórmula E se retrasa a 21/22 para reducir los costes de desarrollo a la mitad en las dos próximas temporadas
La segunda generación de la Fórmula E se retrasa a 21/22 para reducir los costes de desarrollo a la mitad en las dos próximas temporadas

Mientras la Fórmula 1 no tiene ninguna certeza de nada, la Fórmula E toma decisiones lógicas en estos tiempos y nadie se queja. Hay un organizador que, tras escuchar a los participantes, organiza y marca el paso con sus decisiones reglamentarias, y el que quiera correr con ellos que lo haga y el que no, ya sabe dónde tiene la puerta.

La Fórmula E dispuesta a superar a la F1

Agag ha tenido dos maestros tan dispares como eficaces. Briatore y Ecclestone

Todos siguen y es que las cosas que hacen en la Fórmula E y las decisiones que toman, además de ser consensuadas, son lógicas, y eso que si en algún sitio hay conflicto de intereses y competencia es en la Fórmula E. Ahí luchan Jaguar contra Audi, Nissan defiende los intereses del Grupo Renault, BMW compite con sus rivales directos, Mercedes y Porsche, Mahindra defiende el pabellón de los fabricantes asiáticos y el que gana es DS, la marca Premium del Grupo PSA. Son empresas que venden coches y tienen los concesionarios pegados unos a otros en numerosas zonas comerciales de las ciudades y sin embargo todos están de acuerdo con lo que dice y hace el organizador.

Quizás también sea porque todos sufren las bajadas de ventas y encuentran lógica la actitud de defensa y sostenibilidad de la categoría, que es lo que ha impulsado Alejandro Agag en estos días. Todo lo contrario de lo que ocurre en la F1, que se pelean como niños, viviendo en la misma burbuja que en la crisis del 2008, pero esta vez se les puede pinchar y venirse todo abajo estrepitosamente. Incluso más de uno está ya pensando en reorientarse a la Fórmula E para seguir activos, después de que ex pilotos suyos estén en la Fórmula E.

La Fórmula E dispuesta a superar a la F1

Sila F1 no toma decisiones drásticas en cuanto a costes, Stroll podría llevar a Aston Martin a la FE y con Volkyrie retomar la senda del WEC

Lo decíamos hace ya unos días, la F1 necesita un ajuste de un 75 por ciento en sus presupuestos si quiere sobrevivir al virus, marcándose un ajuste a los 100 millones como máximo. La última voz en unirse a esta necesidad ha sido la de Zak Brown, hombre que está más al día de lo que pasa en la calle que muchos de sus colegas. Sin embargo quien se ha adelantado, una vez más, ha sido Alejandro Agag y la Fórmula E.

La Fórmula E dispuesta a superar a la F1

El gran éxito de la FE sería tener a Red Bull con algún equipo

El gran éxito de la Fórmula E ha sido saber reunir a los grandes fabricantes del mundo del automóvil en una competición simple (no por normativa de las carreras), con presupuesto ajustado, con poco gasto y buscando la mayor repercusión sin alardes de grandeza, pero muy digna en todos los aspectos. No contento con ello han sido los primeros en aplicar un ajuste claro, sin rodeos, sin entrevistas “globo sonda" en los medios, sino trabajando desde el primer día con todos los implicados y con una premisa.

Hay uno que organiza y aunque escucha, es el que decide cómo hay que hacer las cosas. El resto de los “actores" se dan por satisfechos con ser tenidos en cuenta, aunque no tengan poder de decisión ni veto. Todo lo contrario que lo que pasa en la F1, que es un compendio de intereses y dónde mandan todos y en consecuencia cada uno tira hacia su lado y al final la cuerda que Ecclestone sabía mantener tensa y todos contentos, en esta ocasión se puede romper.

La Fórmula E dispuesta a superar a la F1

Agag siempre ha sabido encontrar los apoyos necesarios en el momento justo

La Fórmula E no pondrá en marcha la evolución de su segunda generación de monoplazas hasta la temporada 2021/2022, con unas limitaciones presupuestarias y de desarrollo para todos. El equipo que quiera hacer una evolución del tren de potencia en la séptima temporada, deberá usarlo en las dos próximas temporadas. Sin embargo los que decidan utilizar la tecnología existente, podrán homologar uno nuevo en la siguiente temporada.

Los cambios en el reglamento técnico, que han sido discutidos con los equipos, tienen como objetivo la estabilidad técnica y financiera de la categoría a largo plazo, y no sólo como salida a la crisis del COVID-19. Los gastos en el desarrollo se van a reducir a la mitad en las dos próximas temporadas y adicionalmente ayudarán también en la lucha contra el coronavirus.

La Fórmula E dispuesta a superar a la F1

Nissan pelea con los grandes constructores Alemanes

El Presidente de la FIA, Jean Todt, ha sido el primero en alabar estas decisiones, aprobadas por el Consejo Mundial del deporte del Automóvil. “En estos tiempos de crisis, adaptar los costes en el automovilismo es una prioridad para asegurar su continuidad. Como no podía ser de otra manera, he de alabar las decisiones tomadas por los responsables del FIA Formula E Championship, que han sido aprobadas por el World Motor Sport Council, ya que están en la línea de las que deberán tomar las otras categorías de la FIA". Con estas declaraciones, Jean Todt y el Consejo Mundial dan un nuevo espaldarazo a la Fórmula E, que de nuevo se adelanta a todos en la toma de decisiones que son las lógicas y adecuadas para los tiempos que corren.

La Fórmula E dispuesta a superar a la F1

jean Todt en el podio de París en 2019

Alejandro Agag, como máximo responsable de la Fórmula E ha vuelto a hacer gala de una rapidez de reflejos importante. “En estos complicados tiempos hay que tener mucha flexibilidad a la hora de tomar decisiones. No sólo hay que ser rápido y sensible a la hora de adoptar soluciones, como lo demostramos suspendiendo temporalmente el campeonato, sino que ahora seguimos en esa línea tomando medidas que reduzcan el coste del desarrollo para los equipos. Hemos escuchado el sentir de los equipos y los fabricantes y hemos trabajado estrechamente con la FIA para retrasar la entrada en escena de la segunda generación de monoplazas (Gen2 EVO) y limitar a los equipos la homologación de un coche nuevo, para los que quieran hacerla, que deberá extenderse las dos próximas temporadas. Haciendo esto reducimos los costes de desarrollo a la mitad. Había que tomar esta decisión para contener los costes en estos tiempos de gran crisis de salud y teniendo en cuenta el entorno económico en el que nos movemos".

Los mejores vídeos