Publicidad

GP de Singapur: Alonso abandona empujado por Verstappen

La carrera de Singapur era una gran oportunidad para Alonso de marcar más puntos, pero en la salida fue golpeado por Verstappen y unas vueltas después abandonó
José M. Rubio -
GP de Singapur: Alonso abandona empujado por Verstappen
GP de Singapur: Alonso abandona empujado por Verstappen

Fernando Alonso aguantó con un coche seriamente dañado durante ocho vueltas en carrera, hasta que finalmente abandonó en los boxes. "El coche estaba totalmente destrozado por la parte izquierda, y era casi un milagro que siguiéramos en pista después de ese golpe. Al final hemos tenido que abandonar, una pena porque en esta carrera teníamos las esperanzas puestas. Incluso que podríamos estar liderándola... Hamilton estaba detrás mío en la curva 1 cuando nos tocaron, por lo tanto si luego estaba primero, podríamos haberlo estado nosotros".

Mala suerte la de Fernando, que podría haber conseguido un buen resultado. "No hay nada que hacer. A veces salen las cosas de cara y otras no. Cuando salimos últimos con penalizaciones o cuando cambiamos el motor normalmente acaban los veinte coches. Ahora que íbamos bien aquí y encima en lluvia, creo que el podio estaba asegurado. Igual estábamos incluso luchando por la victoria. Pasa un poco de todo, pero a intentar pensar ya en Malasia".

Alonso reconoce que ha perdido una opción de subirse al podio. "Fastidia esto, porque un podio siempre es un podio, pero en la salida llegamos todos a la primera curva y vas por fuera, con que uno se vaya de largo, te embiste... no he visto quién era, creo que Verstappen y otro coche.. los dos se tocaron y los dos me empujaron. Pero como digo, cuando las salidas son apuradas suelen pasar cosas, y esta vez nos ha tocado a nosotros. Intentaremos buscar otra oportunidad en Malasia".

"No pude hacer nada, no los ví tampoco, salió muy bien el coche, me vi que estaba casi tercero, giré, no vi quién estaba detrás, pero llegaron en perpendicular y un golpe fuerte que el coche no lo pudo resistir. Después del golpe pregunté dos o tres veces en la radio si estaba todo bien... pero vieron que el coche estaba destrozado, pero había que mantener el coche en pista, pero al final nada".