Alonso y Verstappen vetados en Ferrari

La tradicional cena navideña de Ferrari siempre da para mucho, y con Camilleri en ella, era lógico que diera para mucho más. Dos jarros de agua fría para Alonso y Verstappen, pero…

José M. Rubio

Alonso y Verstappen en el GP de Abu Dabi de 2018
Alonso y Verstappen en el GP de Abu Dabi de 2018

Era como si tuvieran el guión preparado, uno (Louis C. Camilleri) se cargaba a Verstappen y el otro (Mattia Binotto) hacía lo propio con Alonso.

Max Verstappen se había autodescartado prácticamente unas horas antes con unas declaraciones en las que no se veía en Ferrari con Charles Leclerc. El holandés quiere ser cabeza de cartel allá donde vaya y la igualdad con otros pilotos no le sienta nada bien. De hecho no la ha tenido nunca, ni en su época con Carlos Sainz en Toro Rosso. Max Verstappen era el número 1 encubierto del equipo frente a un desprotegido Sainz.

Fernando Alonso, amigo de Binotto, recibió de él un recado, por otra parte lógico, de que el asturiano no entraba en sus planes. Si Ferrari mira hacia el futuro no puede pensar en Fernando Alonso y debe orientarse hacia Leclerc, más que a Vettel, a no ser que el alemán haga un 2020 espectacular, lo que no entra dentro de lo probable, aunque nunca se sabe.

Los ferraristas estaban encantados con el hecho de que Hamilton les envíe halagos y que haya mantenido conversaciones con Elkan. Lo que hace Lewis Hamilton es cubrirse las espaldas ante un posible cerrojazo de Mercedes y tantear el terreno, ya que si no es Ferrari, no hay otro puesto a donde ir, a no ser que se cambiara el asiento con Red Bull, con el visto bueno de Helmut Marko.

Como decía Eddie Jordan, en unas de esas declaraciones que tanto le gustan cuando se aburre: “A Ferrari irán Hamilton y Wolff en 2021". Esos pronósticos suelen ser ciertos, pero a veces completamente errados. Los italianos no harían un mal negocio, aunque tuvieran que frenar a Charles Leclerc. Lewis Hamilton llegaría buscando batir el récord de títulos de Michael Schumacher con su propio coche (Ferrari) lo que sería aún más espectacular y mediático. Obviamente tras haber ganado también el de 2020.

Binotto dijo que a partir de mayo, coincidiendo con el GP de España, comenzaría a moverse el mercado de cara al 2021, pero al mismo tiempo abrió las hostilidades descartando a Alonso y Verstappen en su equipo.

Los mejores vídeos