Vuelta a España en Nissan Leaf E : las opiniones de los probadores

El Nissan Leaf e fue el coche protagonista del e-Reto Autopista by Endesa con el que unimos todas las capitales de provincia de la Península Ibérica. ¿Qué opinan de su experiencia los conductores del vehículo eléctrico?

Redacción AUTOPISTA

Vuelta a España en Nissan Leaf E : las opiniones de los probadores
Vuelta a España en Nissan Leaf E : las opiniones de los probadores

En el e-Reto Autopista by Endesa hemos unido todas las capitales peninsulares en un Nissan Leaf e **. Hemos hecho prospecciones previas, enlaces durante nuestro reto… Esto es todo lo que hemos aprendido una quincena de conductores, **todo lo que nos ha enseñado este especial eléctrico, cada vez menos eléctrico y más coche.

Sylvia Longás

Te acostumbras a él en solo 0,5 segundos y en seguida te engancha la suavidad de marcha, el placer y la calma que produce rodar en silencio, su comodidad a bordo (qué bien se apreció tras más de 800 km non stop) y contar con sus cerca de 380 km de autonomía.

Miguel García Puente

¿Jugamos al me gusta, no me gusta? Me gusta el silencio, la calidad de rodadura. Se comporta dinámicamente mejor que muchos coches de combustión. La pesada batería, colocada por debajo de los ocupantes, bien centrada entre los ejes, proporciona un envidiable reparto de pesos y equilibrio de masas. Con los años ha ido adoptando una suspensión más dinámica, algo más incómoda en firme irregular, pero que se agradece en los viajes largos sobre buen piso. No tener que usar más que el pedal de acelerador, la ausencia de saltos y tirones lo convierte en una máquina de viajar con confort y relax. Solo tiene el problema -ajeno al coche- de no saber dónde podrás repostar de forma fehaciente, si funcionará, si te conectarás fácil a él, si estará libre para cuando tú llegues. El coche sí debería ayudarte, pero el botón de “puntos de interés" te indica gasolineras, que salvo para otros servicios auxiliares, quizá te importe poco en este coche. Deberían mejorar también, siguiendo con esta pantalla, alguna traducción: el “aparcandando" afortunadamente viene acompañado de un icono de genial concepción, un volante y una P, que deja claro que no es para que aparques y mejor te vayas andando. La temperatura de la batería, siendo tan importante, quizá merecería algo más, digamos ver la evolución (si está acumulando o enfriando) o incluso dígitos, para ver que el margen útil es estrecho.

Luis M. Vitoria

¿Cómodo? Sí. ¿Suave? Mucho, porque aquí no hay tirones que vengan de un sistema de propulsión sin marchas. Y las que provocan algunas ayudas a la conducción con su intempestiva acción pueden desactivarse. ¿Fácil de conducir? Como ocurre todos los eléctricos, todo se hace con dos pedales y, como pasa con pocos, incluso uno si activamos el modo e-pedal ¿Silencioso? Se da por hecho ¿Rápido? Por supuesto… ¡218 CV dan una respuesta inmediata! ¿Con mucha autonomía? Si se gestiona adecuadamente, sin duda, porque recorrer más de 300 km con una carga está al alcance de cualquiera a ritmos de 100 km/h de GPS en carretera. Y no digamos si introducimos en la ecuación la ciudad, porque entonces gasta como sí nos estuviésemos yendo a sólo 70 km/h y los kilómetros se estiran. ¿Se puede pedir más? Sí. Y lo hacemos. Porque no deberíamos necesitar ya un smartphone para saber dónde se puede repostar o conocer datos del punto de carga ni, llegado el caso, pagar con apps: son «problemas» que deberían venir resueltos desde el coche. ¿Cómo puede mejorar más? Con un sistema anticolisión frontal más inteligente, tardando menos de lo que lo hace en volver a conectar las largas tras advertir la presencia de coches y apagarlas, con un pilar que reste menos visibilidad cuando giramos a izquierdas o con más regulaciones de volante.

Vuelta a España en Nissan Leaf E : las opiniones de los probadores

Juan Carlos Payo

Siempre un eléctrico de primeras impone un respeto. Luego, cuando ya haces los primeros 50, 100, 500, 1.000 primeros kilómetros, te has acostumbrado tanto tú al coche como el coche a ti. Es un coche normal, lo sientes normal, incluso con un pedal de freno cada vez más normal –salvo que elijas el e-pedal- frente a los primeros pedales “regenerativos". En ciudad eres el amo con tu barra libre de circulación/aparcamiento/privilegios. En carretera te acostumbras a rodar en silencio, sin cruzar la frontera de los 120 km/h porque quieres los ruidos aerodinámicos justos –además, lógicamente de valorar como un diamante la autonomía-. En cuanto a confort y vida a bordo, carga de seguridad y de conectividad al nivel de los mejores, amplitud, buena ergonomía. Un coche cada vez más 360 grados.

Teresa de Haro

Con muchos kilómetros a nuestras espaldas, puedo decir que la mía en particular no se ha resentido por el cansancio. Los asientos son muy cómodos y no hay que volverse loco con los ajustes para asegurarse una buena posición de conducción. Pantalla intuitiva en su manejo y mucha ayuda a la conducción, alguna, para mí, prescindible.

Rafael Guitart

Me parece un modelo muy interesante, no solo por su capacidad interior, también por la suavidad que ofrece su motor, por la economía de uso y por la tranquilidad que transmite, ya que la autonomía actual no es determinante para una utilización normal extraurbana.

Vuelta a España en Nissan Leaf E : las opiniones de los probadores

Alberto de la Torre

La posibilidad de los distintos modos de conducción e intervención de la frenada regenerativa, incluido el e-pedal y, sumado a un par inmediato del motor eléctrico, puede hacer que moverse por carretera secundaria sea muy divertido.

Adrián Lois

Con niebla, lluvia, viento, noche y día… El Leaf reaccionó sin dar ni un solo problema y con el mismo confort que le caracteriza en cualquier situación a la que se enfrentó durante nuestra etapa.

Vuelta a España en Nissan Leaf E : las opiniones de los probadores

Marina Gª del Castillo

Más de 1.000 kilómetros y ni un solo resentimiento en la espalda, o en lo que hay más abajo. En mi caso, muy agradecida por ello. Además, fue divertido y entretenido manejar sus asistentes a la conducción.

Ramón Cánovas

Mi experiencia con el Leaf ha sido sumamente positiva. Muy confortable, repleto de "gadgets", obviamente silencioso y con una potencia que hace que se te dibuje una sonrisa al pisar a fondo el acelerador.

Óscar Díaz

Siendo como soy un tío paciente y relajado el Leaf me ha encantado por la suavidad de su conducción, por las posibilidades que te da de jugar a hacerlo fluir durante la conducción y el carácter de sus 218 CV por mucho que su batería y los puntos de recarga aún supongan una limitación importante en viaje.

Vuelta a España en Nissan Leaf E : las opiniones de los probadores

Jorge Serrano

Funcionamiento intuitivo, agradable conducción, espaciosas plazas delanteras y traseras y un maletero con un buen volumen de carga… estas son las bazas de uno de los coches eléctricos más vendidos en el mundo.

Alicia Fernández

Tras viajar a bordo del Leaf casi 2.000 kilómetros, destaco, aunque no sea un coche para viajes largos, la gran comodidad de sus asientos. También el aviso de salida de carril, tan contundente como eficaz sobre todo cuando llevas unos kilómetros a tus espaldas y la desconexión de luces de carretera con tráfico de frente.