Nissan Leaf e+: un coche eléctrico de largo recorrido para un gran reto de movilidad

¿Por qué el Nissan Leaf será nuestro vehículo para un recorrido por España que parte de Palma de Mallorca y pasa por las capitales de las 49 provincias peninsulares? La elección se ha basado en sólidos argumentos y estos son los más importantes.
Autopista.es -
Nissan Leaf e+: un coche eléctrico de largo recorrido para un gran reto de movilidad
Nissan Leaf e+: un coche eléctrico de largo recorrido para un gran reto de movilidad

El Nissan Leaf, un coche eléctrico renovado con el lanzamiento de su segunda generación a principios del año pasado, acaba de incorporar la segunda de las versiones que componen su gama. Acceder a ella nos permitirá probarla no sólo por primera vez sino que, al hacerlo en el marco de un desafío como el e-Reto Autopista by Endesa, podremos analizarla en condiciones de máxima exigencia. Esta novedad es una de las razones por las que hemos elegido al Nissan Leaf, por lo demás, el coche eléctrico más vendido en el mundo y en España atendiendo a sus ventas acumuladas.

Más allá de por su novedad y la indiscutible popularidad que se refleja en las ventas, el Nissan Leaf presenta otros atributos por los que lo hemos elegido para este reto de casi 7.000 km non-stop.

Nissan Leaf e+: un coche eléctrico de largo recorrido para un gran reto de movilidad

Nissan Leaf e+: el coche elegido para nuestro e-Reto de Movilidad Eléctrica Autopista by Endesa

Nissan Leaf: más potencia y autonomía

Atributos que justifican la elección del Nissan Leaf y, en concreto a la versión que acaba de llegar a los concesionarios, la e+, están bajo el capó y el piso de su habitáculo. Bajo el capó se encuentra la evolución de su motor eléctrico síncrono de imanes permanentes que permite contar con 218 CV (160 kW) frente a los 150 CV (110 kW). El Nissan Leaf e+ se convierte así en el eléctrico con una de las mejores relación precio/potencia al situarse por debajo de los 200 euros/CV, un ratio inalcanzable para la inmensa mayoría de los coches de este tipo.

Por otro lado, bajo el piso del habitáculo se encuentran ahora en la versión e+ baterías más grandes y, consecuentemente, con mayor capacidad energética: la nueva batería fabricada por LG Chem utiliza 288 celdas frente a las 192 de la del Leaf estándar. Así, en este nuevo Leaf las de 40 dejan su lugar a unas de 62 kWh.

Hemos valorado en la elección del Nissan Leaf e+ ese incremento de un 36 por ciento de la capacidad de la batería en tanto que nos permite disponer de un mayor kilometraje de autonomía eléctrica: 385 km atendiendo a los requerimientos WLTP frente a los 270 km de la versión estándar. Lo anterior sitúa al Leaf e+ entre los eléctricos con mayor alcance con una única carga, lo que en parte se debe también a su consumo razonable en uso combinado: éste se estima, según Nissan, en 18 kWh/100 km.

El Nissan Leaf e+, con la combinación de sus 218 CV y la batería de 62 kWh aporta, por tanto, repuesta a los que necesitan un eléctrico con el que realizar distancias largas, en tanto que el Leaf de 40 kWh se convierte en un aliado natural para recorridos más cortos, dentro de que ambos son idóneos para desplazamientos urbanos, donde se saca el máximo provecho a su suavidad y silencio de funcionamiento.

Nissan Leaf e+: recargas más veloces

En la valoración de opciones para llevar adelante el reto ha pesado también la posibilidad de llevar a cabo recargas más rápidas debido a que el cargador del Nissan Leaf e+ admite potencias de hasta 100 kW, es decir, un 100 por ciento más que el de otros Leaf. Esto lleva a que a la hora de recargar la batería, conectarse a un cargador de 100 kW supondrá tardar casi la mitad que hacerlo en un Leaf de 40 kW al conectarse a un cargador rápido de 50 kW.

Nissan Leaf e+: un coche eléctrico de largo recorrido para un gran reto de movilidad

Nissan Leaf e+: un coche eléctrico de largo recorrido

Contar con el respaldo de la red de concesionarios Nissan también ha sido uno de los aspectos valiosos en relación a los procesos de carga, ya que incluso en lugares donde difícilmente podría encontrarse un cargador de uso público, siempre existe la posibilidad de disponer de los instalados, hoy sin coste alguno. Estos concesionarios cuentan con cargadores de 50 kW. En total, en España, las instalaciones vinculadas a Nissan son, en la actualidad, 218.

Nissan Leaf e+: ayudantes electrónicos

Por otro lado, el Nissan Leaf e+, tanto en su acabado N-Connecta como Tekna, dispone de lo último en ayudas a la conducción, lo que además de un alto grado de confort durante una prueba tan kilométrica y estresante, suma seguridad a los recorridos. Esas ayudas se integran en lo que Nissan llama Propilot. Permiten, por ejemplo, acelerar, decelerar y frenar hasta detenernos cuando, en una congestión como la que podríamos encontrar en el acceso a alguna ciudad, el tráfico fluye lentamente, pues toma como referente el vehículo situado por delante en un carril. En autopistas, que serán las vías mayoritariamente empleadas durante esta vuelta a España, además de mantener al Leaf dentro del carril, se cuenta con la posibilidad de adaptar la velocidad de crucero al tráfico.

Hemos valorado, asimismo, la utilidad de conducir con un solo pedal, el del acelerador. Este sistema de Nissan, el e-Pedal, permite olvidarse del freno porque relajando la presión sobre el acelerador se produce una retención semejante a la que tendríamos de accionar aquel pedal. Por supuesto, ese relajamiento de la presión redunda en una retención apoyada en el motor eléctrico y que supone la creación de electricidad que va directamente a la batería para poder usarla posteriormente.

Otro recurso valioso es la posibilidad de activar el modo B con su mando de cambio y que, si bien no cambia la respuesta del motor al acelerador, sí lleva a recuperar también más energía cuando se deja de acelerar. Esto puede ser muy útil en las bajadas prolongadas, donde se puede prescindir absolutamente de tocar el freno.

Nissan Leaf e+: un coche eléctrico de largo recorrido para un gran reto de movilidad

Nissan Leaf e+

Estos sistemas no se contraponen con una de las virtudes del Leaf desde la primera generación: la simplicidad de su conducción y que, en esta ocasión, puede tener una repercusión directa en el confort y seguridad de los ocupantes, por lo demás, con suficiente espacio y elementos de confort a su disposición, como por ejemplo un equipo de climatización basado en una bomba de calor o asientos calefactados, para conseguir que los kilómetros no pesen.

La pantalla central de 20,3 pulgadas va a permitirnos, en colaboración con la TFT de 8 pulgadas de la instrumentación, no sólo controlar los procesos de carga, sino también saber en todo momento cómo estamos gastando la energía repostada, incluso con su evolución en gráficos. Además, contiene un sistema de navegación que estima el alcance con la energía disponible e, incluso, calcula esa autonomía en función de que prescindamos de la climatización. También realizar el diseño de las rutas contando con los puntos de carga disponibles.

Por supuesto, los ocupantes podrán enlazar este equipo con sus teléfonos, cualquiera que sea el sistema operativo de que dispongan, lo que puede ayudar, por ejemplo, a disponer en la pantalla de todo su contenido de una forma fácil y segura.

También te puede interesar

La vuelta al mundo en góndola, decía una canción infantil. ¿Ingenuos nosotros ahora por querer dar la vuelta a España en coche eléctrico y a ritmo “normal”? Creemos que ya es posible, pero tendremos que comprobarlo: ¡te contamos todo sobre nuestra próxima aventura de 7.000 km sin parar!

Seguimos viendo los coches eléctricos como vehículos eminentemente ciudadanos pero, en realidad, su margen de acción va mucho más allá. Y aún lo será más gracias al constante crecimiento de las redes de recarga. Endesa X es ya hoy por ello el perfecto compañero de nuestro nuevo e-Reto de Movilidad Eléctrica.