Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los centros más importantes en investigación científica y del automóvil. Y concluye que, sin necesidad de cables, un coche híbrido dispone de reserva energética en sus baterías de forma indefinida, capaz de ser la fuente de propulsión principal.
Autopista.es para Toyota -
Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes
Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes

Desde que en el siglo VIII se presentara la primera máquina de movimiento perpetuo, las investigaciones para conseguir un mecanismo que funcione hasta la eternidad sin la ayuda de una fuerza externa se han multiplicado… Y no, aún no encontrarás una aplicación real de ello, pero sí tecnologías que transforman eficientemente unas fuentes de energía en otras, tal como ocurre en un coche híbrido, moviendo otros mecanismos híper eficientes a partir de un combustible estandarizado en todo el planeta.

Si eres un apasionado de la historia, sabrás que el primero de estos inventos de movimiento perpetuo nació en Baviera, en el Siglo VIII, cuando un científico dijo haber creado una rueda que podía moverse hasta la eternidad mediante piedras magnetizadas. Con los años, muchos han sido quienes han buscado la tecnología que revolucionara el uso de la energía. Incluso Leonardo da Vinci, siempre escéptico con estas teorías, intentó construir su propia máquina de movimiento perpetuo sin resultado alguno, demostrando al mundo que cualquier acercamiento es imposible de llevar a la práctica.

Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes

Toyota Prius, el coche híbrido pionero

Llevado al terreno automovilístico, también hay nombres y apellidos que han dejado huella en la historia, aunque en este caso con resultados tan prometedores como haber marcado un antes y un después en el mundo del automóvil. Hablamos de Takeshi Uchiyamada, padre de la tecnología híbrida, tecnología que se ha convertido en el motor del automóvil presente y futuro. Su obra maestra, el Toyota Prius, se acerca probablemente al funcionamiento de una de esas máquinas perfectas que, desde hace casi ya tres décadas, muchos otros fabricantes han querido imitar.

La eficiencia, una búsqueda muy ansiada

Asumido por tanto que toda máquina necesita energía para conseguir su objetivo, alcanzar valores mínimos para obtener el mejor resultado es una de las premisas más estudiadas por la ciencia. Pensemos ya en un coche. Los vehículos de alto rendimiento cuentan con camisas especiales para sus pistones, reduciendo la fricción y, por tanto, el desgaste, el calor generado y mejorando los consumos. Los mejores aceites se utilizan como lubricantes para conseguir resultados similares y hasta los gases del escape son aprovechados por el turbo para generar más potencia e, incluso, energía calorífica que se reutiliza para otras funciones, como la climatización. Pero ir más allá no fue fácil.

Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes

La tecnología híbrida es hoy un ejemplo de rendimiento y eficiencia

Un coche eléctrico puro depende de cargas y largos tiempos de espera enchufado en la red para autonomías aún limitadas; los híbridos enchufables sólo ofrecen ventajas en escenarios muy determinados y también de procesos de carga en la red… Los híbridos eléctricos parecen apuntarse al equilibrio perfecto por su gestión de las diferentes fuentes de energía que utilizan, similares a las del enchufable, pero de resultados muy distintos

¿La hipotética ventaja de los híbridos sin enchufes? Un elevado tiempo de uso y kilometraje en modo cien por cien eléctrico, aprovechando la eficiente “transformación” de energía y rápida capacidad de autorrecarga de sus baterías “infinitas”, pero a su vez, muy ligeras, de pequeño tamaño y gran fiabilidad: porque respetar el medio ambiente no sólo es gastar poco. Estos híbridos eléctricos sin enchufes prometen electricidad continua, por tanto, con una estrategia completamente diferente a la de cualquier otra tecnología eléctrica que precise, finalmente, de cables y mayores baterías para almacenar energía y que añaden entre 80 y 100 kilos de sobrepeso.

Como un teléfono móvil que siempre tuviera batería

Y es que los híbridos enchufables, por ejemplo, también dependen de todo este conjunto y de baterías de mayor peso y tamaño para ofrecer, en realidad, una electricidad muy limitada y equivalente hoy en día a sólo apenas medio centenar de kilómetros por lo general. ¿Te imaginas así un teléfono móvil que siempre tuviera batería? Pues eso es hoy lo que proporciona un coche híbrido eléctrico sin enchufes. El enchufable es nuestro móvil actual, con el que siempre tenemos que llevar un cargador con nosotros.

Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes

Gráfico de funcionamiento de un coche híbrido eléctrico sin enchufes

¿Hay magia? No, sencillamente, una gestión energética que nos remite a aquellas máquinas de movimiento continuo: un coche híbrido eléctrico aprovecha infinitas fases transitorias, como los procesos de deceleración o frenada, para revertir energía en sus proactivas, y como ya hemos dicho, pequeñas, ligeras y eficientes baterías, capaces de recuperar la totalidad de su carga durante la marcha. Tal es así, que prometen ser incluso “más eléctricos” que un vehículo híbrido enchufable, ¿lo ves viable? Tal vez no sobre el papel, pero basta que te pongas a bordo de un vehículo híbrido sin enchufes para comprobar que su estrategia no es una utopía

Si buscas eficiencia… buscas un híbrido eléctrico

Así lo ha demostrado un estudio del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Y como no podría ser de otra manera, el “conejillo de Indias” ha sido el primer automóvil del mundo con tecnología híbrida, un Toyota Prius, el coche que anticipó la electrificación del automóvil y una tecnología que, evolucionada continuamente desde su nacimiento, ha permitido alcanzar cotas de eficiencia y respeto medioambiental y versatilidad aún difíciles de conseguir con tecnologías desarrolladas incluso tres décadas después.

Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes

Un estudio del INSIA demuestra que un coche híbrido sin enchufes es más de un 80% eléctrico

El citado estudio del INSIA certifica que los coches híbridos sin enchufes de Toyota se mueven más de un 80 por ciento del tiempo mediante energía exclusivamente eléctrica, tiempo durante el cual el impacto medioambiental es prácticamente nulo, repercutiendo también positivamente en coste de uso para el cliente. Estos datos llegan incluso a ser más favorables si el recorrido es específicamente urbano, escenario en el que el citado Toyota Prius objeto del estudio logró circular hasta un 84,4 por ciento del tiempo del recorrido sin consumir una gota de combustible.

El estudio se realizó con dos personas a bordo, durante 52 horas de conducción y 1.440 km e intercambiando el volante 20 conductores diferentes para logar resultados totalmente representativos. Para ello, se definieron 60 desplazamientos de 23,1 km en los que se invirtieron, de media, algo menos de una hora de duración. Para verificar la estabilidad del rendimiento de todos los componentes eléctricos, las pruebas también se realizaron a diferentes horas del día, y por tanto, con diferente temperatura exterior.

Casi un 85% del tiempo con el motor de gasolina apagado

Los datos son, más que relevantes, concluyentes. En el total de desplazamientos, el motor de gasolina sólo llegó a funcionar durante un 39 por ciento de la distancia recorrida y el 21,5 por ciento del tiempo empleado, consecuentemente, estos datos certifican que, el 61 por ciento del tiempo empleado en el recorrido, el Prius no sólo no necesitó ni una gota de combustible, sino que, durante los procesos transitorios de deceleración o frenada, el sistema aprovecha para regenerar continuamente las baterías.

Un coche híbrido es más de un 80% eléctrico… y sin necesidad de enchufes

El coche híbrido eléctrico sin enchufes cuenta con etiqueta ECO y todas sus ventajas

En territorio urbano los datos del análisis son aún más demoledores: en promedio, el Toyota Prius circuló durante más de un 84 por ciento del tiempo con el motor 1.8 de ciclo Átkinson completamente apagado, tiempo durante el cual cubrió hasta el 70 por ciento sobre el total del kilometraje realizado. Durante esas distancia, un 57 por ciento del tiempo las funciones del motor eléctrico fue propulsar el vehículo. Más de ese 30 por ciento del tiempo restante, se afanó de recargar la batería durante los procesos de frenada regenerativa. En el global de la prueba, el Toyota Prius obtuvo un consumo medio de 3,7 cada 100 km.

Con un motor híbrido nos aseguramos un consumo muy reducido, un impacto mínimo sobre el medioambiente y, al mismo tiempo, la tranquilidad de saber que podremos llegar a nuestro destino sin sobresaltos de última hora. #ConduceComoPiensas es exactamente esto. Estudiar los retos a los que te enfrentas cada día, con sus correspondientes objetivos (llevar a los niños al colegio, ir al trabajo, hacer la compra…) y tener claro qué alternativa te permitirá conseguirlo con el mínimo impacto. Y hoy en día el coche híbrido eléctrico sin enchufes es imbatible.

También te puede interesar

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y la movilidad ya se han transformado. Tú también puedes contribuir hoy al cambio saltando a este nuevo escenario más responsable. Se abre el telón…