Fiat 500 Abarth Réplica: un “ratón” deportivo amaestrado

A partir del 500 L averiado de un turista francés, no fue difícil su transformación en Fiat-Abarth 595. Bastó con instalar el motor de 594 cc, cuya potencia crece hasta 27 CV, para que el utilitario se convirtiese en un pequeño deportivo. Y cómo no, con decoración incluida.

IGNACIO SÁENZ DE CÁMARA (Texto) / CLASSIC LANE (Fotos)

Fiat 500 Abarth Réplica: un “ratón” deportivo amaestrado
Fiat 500 Abarth Réplica: un “ratón” deportivo amaestrado