Vinyes vence en el Rally Villa de Llanes

El andorrano lo había anunciado: quería salir a ganar en Llanes. A pesar de lo complicado del rally, en el que la cambiante climatología convirtió la elección de neumáticos en un juego de azar, Joan Vinyes cumplió su objetivo y llegó a la meta con una ventaja de 39 segundos sobre su rival más directo, el piloto local Alberto Hevia.

La mayoría de los pronósticos daban a Alberto Hevia/Alberto Iglesias (Renault Clio S1600) como vencedores del Rally Villa de Llanes: se trataba de la tercera y última prueba del calendario en tierras asturianas, Hevia participaba, una vez más “en casa" y, sobre todo, un nuevo triunfo -van cuatro en esta temporada- podría dejar casi sentenciado el título a su favor. Sin embargo, Joan Vinyes/Xavi Lorza (Peugeot 206 S1600), con ganas de resarcirse tras el abandono que protagonizaron en la prueba anterior, anunciaron, antes de la cita, que iban a hacer cuanto estuviera en sus manos para ganar. Sus intenciones quedaron claras desde el principio: en el primer tramo de la jornada, Vinyes, con cubiertas de agua, se hizo con el “scratch" (mejor tiempo). Sin embargo, su elección de neumáticos demostró no ser la mejor, dado que la segunda especial cronometrada del bucle presentaba ya un asfalto seco, por lo que el andorrano perdió tiempo al llegar a ella. Los hermanos Vallejo, Sergio y Diego (Fiat Punto S1600), montaron ruedas mixtas y acertaron, finalizando la primera pasada por “La Tornería" y “Carmen-Torre" en primera posición. Tras ellos, Vinyes, Hevia y Daniel Sordo/Carlos del Barrio (que estrenaban, al fin, su Citroën C2 S1600), luchaban en un pañuelo de 10 segundos.La situación se repitió durante los dos tramos siguientes, aunque, en esta ocasión, fue Hevia el beneficiado. El asturiano logró el mejor tiempo en la tercera especial cronometrada y obtuvo la primera plaza provisional, aunque un nuevo “scratch" de Vinyes en el siguiente tramo redujo la ventaja de Hevia a ¡una décima de segundo! Tras el andorrano, Sordo estaba ya a 14 segundos y se veía acosado por Vallejo, también a una décima del cántabro.Después de una parada de tres horas, los pilotos volvieron a la carga para afrontar las dos secciones de la tarde. El tercer “scratch" de Vinyes lo devolvió a la primera posición, que ya no abandonaría hasta el final del rally. Vallejo, por su parte, superó a Sordo, que también se vio adelantado por el compañero de equipo de Vinyes, Enrique García-Ojeda. Éste y su copiloto, Raquel Fernández, estaban realizando una actuación muy regular y sus ganas de subir al podio (condición casi imprescindible para que Ojeda siguiera luchando por el título de pilotos) quedaron patentes cuando obtuvieron el mejor tiempo en el antepenúltimo tramo del día. El 206 S1600 de Ojeda/Fernández alcanzó la tercera plaza y se situaba sólo a 2"5 de Hevia, haciendo soñar a Peugeot con un nuevo doblete. Todo se truncó en la penúltima especial, cuando el cántabro tuvo que abandonar debido a una avería. Vinyes, que no quería ceder el liderato, marcó el mejor tiempo y aumentó su ventaja sobre Hevia a 49 segundos. Con este “colchón", se permitió un respiro en el último tramo y el asturiano recuperó 10 segundos, pero no fueron suficientes: Vinyes subió al primer cajón del podio.A pesar de su segundo puesto, Hevia ha conseguido dar un nuevo zarpazo al título, que está prácticamente en sus manos. El piloto de Renault sólo necesita un punto para proclamarse vencedor en el certamen y aún quedan dos rallies por disputarse.Vallejo completó el podio: los esfuerzos de Sordo por remontar posiciones resultaron inútiles, aunque el cántabro cuajó una buena actuación –llegó a marcar un segundo “scratch" en los primeros tramos- y se quedó a 3"7 segundos del tercer puesto. Fiat alineó un tercer vehículo en el Rally Villa de Llanes, que estuvo confiado a Álvaro Bultó/Rogelio Peñate. Sin embargo, no lograron acabar la prueba, pues una avería los obligó a abandonar en el tercer tramo.Santi Concepción fue el encargado de llevar el C2 oficial de Citroën en Llanes. El canario, acompañado por su copiloto, Víctor del Rosario, aprovechó el “shakedown" (tramo de pruebas) celebrado el viernes para adaptar el vehículo a su estilo de conducción, corrigiendo un comportamiento algo “nervioso", según comentó.Aunque Concepción cometió algunos errores en la elección de neumáticos, logró un segundo “scratch" y finalizó el rally en la sexta plaza –tras el Citroën Saxo de Manuel Cabo-. El palmero, que estrenará su propio C2 en breve, ha valorado de forma positiva este resultado, dada su escasa experiencia con este tipo de vehículos.En el Grupo N, Pedro Burgo se anotó una nueva victoria que, además, le ha valido para hacerse con el certamen. Miguel Martínez Conde fue segundo en Llanes, seguido por el joven Roberto Méndez.

Los mejores vídeos