Hevia vence en el rally más triste del año

Una nueva edición del Rally de Avilés que se salda con el grave accidente de un equipo. En 2004, José Piñón se salió de la pista en el tramo de Vegafriosa y aún no ha podido volver a competir. Este fin de semana, en la misma especial, Joan Vinyes y su copiloto, Xavi Lorza, han sufrido un aparatoso siniestro.

Hevia vence en el rally más triste del año
Hevia vence en el rally más triste del año

El Rally de Avilés no comenzó bien: a las 7:15 horas, cuando ya había numerosos aficionados en el primer tramo del día (Vegafriosa), un conductor ebrio arrolló a 12 personas que se disponían a presenciar la prueba. El automovilista, que no tenía ninguna vinculación con el rally, se dio a la fuga y fue detenido, una hora y media más tarde, en Ribadeo (Lugo), donde se le practicó un test de alcoholemia que dio positivo.Los servicios sanitarios trasladaron a los heridos y, puntualmente, la prueba comenzó a las 8:50 horas. Los tres primeros participantes (Alberto Hevia/Alberto Iglesias, Daniel Sordo/Marc Martí y Miguel Fuster/José Vicente Medina) completaron el tramo sin incidentes, pero pronto se hizo evidente que había ocurrido algo: el cuarto piloto que debía afrontar la especial, Joan Vinyes, no llegaba a la meta.El andorrano había sufrido una aparatosa salida de carretera en una zona rápida y había impactado con algunos árboles. El depósito de gasolina del Peugeot 206 S1600, aún con mucho combustible, ardió casi instantáneamente. Vinyes consiguió salir con presteza del vehículo, pero su copiloto, Xavi Lorza, tardó algo más, ya que tuvo que hacerlo por el lado del piloto. Aunque salió del coche por su propio pie, ya había sufrido quemaduras de consideración en la cara y las manos, justo las zonas que no protegen el mono o el sotocasco.Los participantes que disputaban la especial tras Vinyes se encontraron el accidente y pararon para ayudar a sus compañeros. Sergio y Diego Vallejo, Santi Concepción y Germán Bello, Dani Solá y Xavier Amigo… Todos ellos describían la escena de la misma manera: “Ha sido algo dantesco". Las quemaduras de Vinyes eran menos graves y fue dado de alta esa misma tarde, pero Lorza permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Oviedo, con pronóstico grave.El tramo de Vegafriosa es tristemente famoso desde el año pasado, cuando José Piñón sufrió un aparatoso accidente que aún le mantiene apartado de las carreras. Este año, su leyenda negra ha aumentado.Muy afectados por la escena vivida (especialmente el compañero de equipo de Vinyes, Enrique García-Ojeda, que fue el primero en llegar al lugar del siniestro), los pilotos se dispusieron a afrontar el resto de la prueba, que acumulaba cierto retraso debido al accidente. Hevia (Renault Clio), Sordo (Citroën C2) y Fuster (también con un Clio) habían disputado el segundo tramo a la hora prevista, pero el resto de los pilotos había tardado algo más en llegar a la especial y Ojeda debía salir más de 15 minutos más tarde que Fuster, en lugar de uno. Dani Solá, que se encontraba en la cita asturiana para no perder el ritmo antes de afrontar el Rally de Alemania, se negó a disputar el tramo si antes no pasaba un “coche cero". Este vehículo debía verificar que el retraso no había provocado que la gente comenzara a caminar por la carretera, con el peligro que esto suponía. El resto de los participantes secundó la petición de Dani (amparada en el reglamento) y pasaron por la especial sin disputarla: el segundo tramo también tuvo que neutralizarse.Así las cosas, el rally, prácticamente, comenzó de nuevo en la tercera especial. Hevia, que había marcado los dos “scratch" (mejor tiempo) anteriores, también se hizo con éste, dejando claras sus intenciones. Sólo la victoria le valía para irse de vacaciones con el liderato a su nombre y no estaba dispuesto a permitir que Sordo (su máximo rival) se lo arrebatara.El asturiano siguió volando en el resto de los tramos, mientras Sordo se retrasaba poco a poco y los demás participantes se esforzaban por recuperar el ritmo y la concentración. Los abandonos hicieron su aparición: en la sexta especial, Santi Concepción, que había acusado problemas en el motor de su C2 Súper 1600 desde el inicio del rally, tuvo que abandonar. El propulsor dijo “basta" y el canario se quedó fuera de la carrera cuando marchaba en la octava plaza. Un poco más tarde, Solá, que con su Mitsubishi Lancer Evo VIII de Grupo N se había colado entre los primeros puestos, también abandonó tras sufrir un pequeño golpe.A falta de dos tramos para el final, la primera plaza de Hevia y la segunda de Sordo ya parecían bastante definidas, por lo que la atención se concentró en la tercera posición. Ojeda la había conservado desde el comienzo del rally, pero Fuster se acercaba peligrosamente e, incluso, llegó a marcar el mejor tiempo en la última especial. La diferencia entre ambos se saldó con tres segundos, pero finalmente fue Ojeda quien subió al tercer cajón del podio, por delante de Fuster, Vallejo y Sergio López-Fombona (Renault Clio S1600), que completó un rally muy regular. La ceremonia en el podio estuvo marcada por el recuerdo hacia Vinyes y Lorza. Ninguno de los pilotos quiso abrir el champán; todos lo depositaron en el escalón de Ojeda, para que éste se lo llevara a su compañero de equipo. - Dani Solá pidió a sus “ouvreurs" (pilotos que recorren el tramo antes de su celebración, para comprobar las condiciones del asfalto, meteorológicas, etc.) que acompañaran a Xavi Lorza en el hospital y prescindió de ellos durante la prueba.

- Ojeda no sólo tuvo que luchar contra Fuster para llegar al podio: “La cabeza se me iba continuamente al hospital, a Joan y a Xavi", ha declarado.

- El coche de Vinyes y Lorza será examinado para comprobar que cumplía con todas las medidas de seguridad. “No se puede recuperar ni una arandela", nos ha comentado Borja Moratal, director del equipo Peugeot.

- Manuel Rueda/Borja Rozada no disputaron el Rally de Avilés, ya que el motor de su Clio S1600 no estaba preparado. Sergio López-Fombona fue el encargado de llevar el tercer Renault en carrera.

- La próxima cita del Nacional de Asfalto será tras las vacaciones y se disputará en Ferrol, los días 2 y 3 de septiembre.

- Hevia, que conserva el liderato del Nacional de Asfalto, logró todos los “scratch" del rally de Avilés, excepto el del último tramo.

- El accidente sufrido por Vinyes y Lorza está provocando que se alcen con más fuerza las voces que piden que se revise la seguridad de los vehículos (los Súper 1600 son coches muy nerviosos) y de los pilotos.

Los mejores vídeos